Las distintas visiones sobre la decisión de la Asamblea General sobre el veto de Casa de Galicia

 Las distintas visiones sobre la decisión de la Asamblea General sobre el veto de Casa de Galicia

En entrevista con Informativo Carve, la expresidenta del exsindicato de Casa de Galicia, Flor Costanzo, indicó que en este momento estamos evaluando cuales son los pasos que vamos a seguir. Los abogados ya comenzaron a retomar la posibilidad de hacer juicio.

Si los parlamentarios del FA y integrantes de la coalición de gobierno no llevan adelante la Asamblea General, llegarán los juicios porque el Estado sí debe hacerse cargo. 

Costanzo indicó que hay trabajadores que la están pasando muy mal y que no tienen nada para comer. 

“El señor presidente y quienes no votaron para levantar el veto no entendieron que hay gente que la están pasando muy mal”.

Costanzo señaló que hay empresas que no cumplieron con el convenio y los trabajadores no fueron reasignados. 

“Habría que ver si la empresa se fundió o no.  Hasta la intervención del MSP nosotros no teníamos problemas de asistencia ni de insumos. La situación de Casa de Galicia es la misma que la de la mayoría de los prestadores de Salud de este país”.

“Lo que pasó ayer es que parte de este gobierno no respetó las leyes de este país”, aseguró.

Por otro lado, el diputado Eduardo Lust, quien votó a favor de mantener el veto del Poder Ejecutivo, señaló que el error fue no derogar la ley (poner el número). 

Lust afirmó que por esa ley, el Estado pone el dinero si quiere, pero no está obligado. Según el diputado, la ley no ampara a los extrabajadores de Casa de Galicia. 

El legislador señaló que el veto quedó firme al terminar la Asamblea General de ayer. 

En tanto, el senador del Partido Nacional, Sergio Botana, que votó para levantar el veto, indicó que no lo dejó nada contento la decisión de la Asamblea General porque se le paga la mitad de los que se le pagaría a otro trabajador de una empresa privada.

Botana señaló que el juicio contra el Estado costarán el doble de lo que hubiese costado la solución que habían propuesto.

El senador afirmó que desde el primer día intentó cuidar la plata del Estado, agregó que asumir la deuda de Casa de Galicia, le cuesta al Estado unos 50 millones de dólares. 

“Hay responsabilidad del Estado porque fue el que intervino la mutualista y le quitó a Salud Pública la administración de Casa de Galicia y después es la ley la que dice que los socios se  redistribuyen y a los trabajadores los manda a una bolsa. Hay directa responsabilidad del Estado en todo lo que sucedió con Casa de Galicia”, afirmó el nacionalista.  

Otras Noticias