Montevideo es la cuarta ciudad más congestionada de Sudamérica

 Montevideo es la cuarta ciudad más congestionada de Sudamérica

Foto: Ricardo Antúnez / adhocFOTOS

El economista y coordinador del Grupo de Estudios de Transporte y Movilidad del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), Gonzalo Márquez, se refirió en Informativo Carve del Mediodía a la transformación estructural necesaria para el transporte público en el área metropolitana.

Este martes, el Cinve presentó un informe sobre la situación actual y la identificación de los factores que han llevado a un proceso de declive del transporte, caracterizando el contexto social, económico y ambiental.

Como principal punto, Márquez señaló que es fundamental entender el impacto que tiene el transporte público en la vida de las personas. Destacó que muchas veces, cuando se habla de este asunto las personas entiende que es un problema de las empresas y que son ellas las que tiene que resolverlo, pero no se plantea como un problema social.

Destacó que actualmente Montevideo es la cuarta ciudad más congestionada del continente, con una velocidad media de circulación de unos 24 kilómetros por hora, de acuerdo a los datos del índice Tom Tom.

“La congestión era un fenómeno que hace unos diez o quince años estaba en Montevideo focalizado en algunos lugares y en alguna zonas determinadas. En los últimos años vemos que se va expandiendo en su duración ,en los lugares y en los horarios”, resaltó el especialsita.

Esto afecta, dijo, la productividad de las personas, desde el punto de vista de la eficiencia, pero a su vez genera inequidades y afecta a quienes menos posibilidades tienen de poder desarrollar sus posibilidades en movilidad y de no depender del transporte público.

En la misma línea destacó que “una ciudad cuya columna vertebral esté basada en transporte público es más eficiente que aquella que donde esto no ocurre”.

En Montevideo la tasa de ocupación de los autos es de 1,3 personas, eso quiere decir que un auto ocupa unos 10 m² de espacio cuando va circulando o lo que es lo mismo en 10 m² hay 1,3 personas. En contraste, un ómnibus ocupa 30 m² para transportar a 40 o 50 personas. “Es evidente que la eficiencia en la utilización del espacio entre uno y otro hace que la congestión se desarrolla, exista y se expanda por la ciudad o no”, indicó.

Por otra parte, hizo referencia al fenómeno de la dispersión humana, es decir, donde las personas están asentadas, lo cual tiene muchas consecuencias en la movilidad debido a que cuando más lejos están las personas más autodependiente e influye en la planificación urbana y las características del sistema.

Escuchá la entrevista completa.

Otras Noticias