Especialista en demografía: La propuesta de CA para incentivar nacimientos es “anticuada y reñida con un enfoque moderno de los DDHH”

 Especialista en demografía: La propuesta de CA para incentivar nacimientos es “anticuada y reñida con un enfoque moderno de los DDHH”

El economista, Juan José Calvo, especializado en demografía, se refirió en Informativo Carve del Mediodía a la situación demográfica del Uruguay, las posibles soluciones y el proyecto de ley de Cabildo Abierto para incentivar los nacimientos.

“Muchas veces se sabe que tenemos un problema que es importante, pero no se lo considera urgente, hasta que explota en las manos. Un ejemplo es lo que pasa con la seguridad social”, expresó.

Uruguay no tiene ni ha tenido una política demográfica. “El Uruguay ha tenido una historia bastante errática con respecto a este asunto, y no ha desarrollado políticas de población de manera consistente en el largo aliento, en un sentido de políticas de Estado. Tuvo, en sus inicios como país, políticas de promoción a la recepción de inmigrantes”, destacó el especialista.

Para intentar revertir esta situación y estimular los nacimientos en el país, que viene en descenso desde hace varios años, el senador de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, presentó un proyecto de ley.

En 2020 nacieron 35,866 niños, 1.606 menos que en 2019, frente a 50.541 que se registraban en 2003. “En 2020 Uruguay dejó de ser un país de ‘baja fecundidad’, ahora es un país de ‘muy baja fecundidad’. Eso significa que cada mujer en edad de ser madre tiene, en promedio, menos de 1,5 hijos”, expresa la iniciativa.

El proyecto incluye beneficios y compensaciones económicas para las parejas, que “despejen la variable económica como factor de decisión”.

Al respecto, Calvo señaló que es una visión “bastante anticuada y muy reñida con un enfoque moderno de los Derechos Humanos”.

“Los objetivos demográficos no deben ser tratar de intentar que la población tenga más o menos hijos. Un enfoque moderno lo que busca es que las personas tengan el número de hijos e hijas que deseen que tener, en el momento que deseen tenerlo, con las condiciones adecuadas para su crianza”, expresó.

En esta línea destacó que la promoción del nacimiento, denominada “natalismo”, es una política bastante “antigua”, que está asociado históricamente con las corrientes ultranacionalistas y militaristas, donde “su expresión más clara” es la Italia fascista.

“Esto perdió mucha fuerza ya que el poderío desde el punto de vista militar el volumen en cantidad de los ejércitos no es tan determinado, y además, se probó que las políticas del orden natalista eran muy poco efectivas, pero este tipo de discursos han tenido ciertos renacimientos en el mundo actual, fundamentalmente de la mano de la ultraderecha”, agregó.

Otras Noticias