Guerra acelera transformación energética

 Guerra acelera transformación energética

El impacto de la guerra trajo como una de sus más complejas consecuencias en el plano económico, el grado en el que se vieron comprometidos los suministros de energéticos. El precio al alza del petróleo, con vaticinios que no descartan un valor de 200 dólares del barril Brent, obliga a los países de occidente, sobre todo los europeos, a revisar con urgencia la geopolítica asociada a estos recursos.

En ese sentido, la invasión rusa a Ucrania acelera la transformación energética que ya venía en desarrollo, y Estados Unidos está apurando algunas decisiones al respecto, según nos revela desde Washington, la economista Amparo Mercader.

La socia de PWC – Estados Unidos describe como preocupante el actual panorama económico en ese país, ya que la volatilidad y los precios al alza derivados del conflicto, impactan en una inflación en pleno crecimiento, que es una de las principales dificultades que enfrenta la administración Biden.

A su vez, Mercader citó los coletazos que ya se sienten en nuestra región y en particular en Uruguay, desde el momento en que se encarecen los fertilizantes y, en consecuencia, suma complejidades al sector productor de alimentos. De todos modos admite que, como amortiguador de este panorama, debe destacarse el aumento de los precios de algunos “commodities’ que produce Uruguay, en este “súper ciclo”.

Más allá de esta circunstancia, “hay que diversificar la economía para una siguiente fase económica”, aconseja Mercader.

Reformas fiscales y criptoactivos

Sobre otros temas como la reforma fiscal mundial, Estados Unidos ya inició ajustes que pretenden gravar a los más ricos, sea a titulares con cuentas con fondos superiores a los U$S 100 millones, aseguró Mercader. Y respecto al concepto de renta mundial, que apunta a determinar impuestos para corporaciones de las llamadas Gigantes, todo apunta a que  se gravará país por país, por lo cual al fin y al cabo terminará impactando  en las lógicas económicas de esas empresas multinacionales, sobre todo cuando están presentes en países de baja o nula tributación.

En cuanto a las criptomonedas, el tema ya se incluyó en el Presupuesto diseñado en los EE.UU. De hecho, la tenencia de criptoactivos  ya es gravada con el impuesto a las ganancias, y ahora el Fisco apunta a que se reporten esas ganancias, para diseñar políticas impositivas específicas, que podrían incluir la tenencia de estos activos en el extranjero.

Lo ambiental sigue en agenda

Cabe preguntarse si los temas ambientales han quedado al margen, a lo cual Mercader responde que continúa el paquete de acciones para la “transformación verde”, que incluye desde cargadores de vehículos eléctricos, hasta el pedido de información sobre las acciones que llevan adelante las empresas, para que revelen el verdadero impacto que tienen sobre el ambiente.

Otras Noticias