China seguirá comprando carne, “podría haber ajuste, pero no tanto”

 China seguirá comprando carne, “podría haber ajuste, pero no tanto”

En diálogo con Valor Agregado, el bróker uruguayo, Daniel Castiglioni, radicado en China, analizó que “estamos con buena operativa de China. Principio de marzo, post año nuevo, tenemos una actividad inusual, con movimiento de mercado fuerte, con muchos operadores comprando, no bajó el ritmo, se vio operativa ágil, lo que hizo que el precio de la carne subiera”. Esto, aseguró, a los chinos les preocupa el nivel de precios, “lo que hace que en las últimas semanas hicieron un parate porque los precios les parecen una locura”.

El bróker estimó que hubo subas, desde marzo, en torno al 10 o 15% en tres semanas, lo que es mucho para ese período.

Al ser consultado cómo incide el tema Rusia en la invasión a Urania, consideró que al momento no se ha hablado mucho del tema, “los chinos no están tan preocupados por el hecho, en su mayoría. Hay una minoría que ha intentado cubrirse y asegurarse el abastecimiento por las dudas”.

Analizó que la principal amenaza es el petróleo y el encarecimiento de los fletes. Y también los tipos de cambio en el mundo que puedan ser volátiles y afecten las economías de cualquier país.

Entonces analizó que las subas de valores responden básicamente a la falta de carne y a la gran demanda de China que ha seguido comprando, sin parar en los últimos 7 meses. “Lo que hace que todas las plantas frigoríficas del mundo estén vendidas uno o dos meses por delante de hoy. De alguna manera necesitan abastecerse para cubrir esa demanda”.

Dijo que el incremento en el precio del ganado en los países productores pega directo en los precios. “Los chinos son tomadores de precios, pero hasta un determinado nivel”. Agregó que “los chinos están preocupados en seguir tomando posición a los valores de hoy. Esta semana se notó una bajada en la compra para esperar qué pasa, porque los precios domésticos no son concordantes con los precios de exportación”.

Hoy hay una diferencia de casi 400 dólares por toneladas en lo que vale un producto dentro del mercado chino, con comprarlo afuera. “Siempre hay una diferencia de reposición, pero nunca tan alta. Y muchos especulan que a partir de esta semana podrían empezar a bajar los precios”.

Según Castiglioni, con este nivel de precios de la hacienda hoy, con la situación de oferta de carne de Brasil y Argentina con restricciones por cómo está Australia hoy, no hay mucho espacio para una baja de valores. “Quizás un margen para la baja, de 200 o 300 dólares la tonelada. No puede bajar mucho más porque no hay carne disponible tampoco. Es una realidad mundial. El que quiera vacuno, va a tener que pagarlo de alguna manera. Quizás no a estos precios de hoy, pero sí con valores que no serán muy inferiores”.

Estimó que “puede haber baja, pero no será significativa porque no hay volumen de carne. Y entrando al invierno habrá más faltante, y con las plantas frigoríficas vendidas hasta abril o mayo”.

También afirmó que este año, hay que mirar qué pasa con el cerdo, porque puede ser una alternativa de la carne vacuna, si bien esta será siempre prioridad. “Pero si se dispara mucho y los precios del cerdo que ha tenido una caída del precio en el mundo, puede ser una amenaza”.

Si bien reconoció que puede alterarse todo con la valorización de los granos fruto del conflicto de Rusia y Ucrania. “Hay que ver que Rusia y Ucrania son proveedores importantes de granos para Europa y para China, esto hará que se valoricen las materias primas y encarecerá el precio del cerdo también”.

Otras Noticias