Hay “casi cero” animales enfermos de tuberculosis en el campo

 Hay “casi cero” animales enfermos de tuberculosis en el campo

La campaña contra la tuberculosis está en pleno proceso de revisión y ajuste, dado que es una enfermedad que afecta enormemente al sector lechero y aspira hasta la propia posibilidad de sostenerse. En 2018 el pico máximo de la enfermedad fue de 4.250 casos; en 2019 fueron 9.000, pero “hoy hay casi cero animales enfermos en el campo”.

Ignacio Buffa, ministro interino de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), aseguró que hubo una serie de medidas para lograr “un casi cero”. Según dijo, en diálogo con Valor Agregado, la situación se redujo gracias a una definición política-técnica en donde el énfasis de la campaña no estaba en la erradicación sino en el control. En ese sentido, indicó, se avanzó en la determinación de los falsos positivos que se daban.

“Se aplicaron recursos de manera más eficiente. Hubo una definición motivada de los Servicios Ganaderos de hacer la faena sanitaria. Con esto se reducen los costos impositivos e impacta en la campaña porque cuesta menos matar a un animal y se asienta el proceso de reducción de los animales. Importamos estrategias, se tomaron decisiones, avanzamos en tomar la campaña por las guampas y de reducir los efectos”, señaló Buffa.

En números globales, en Uruguay hay 90 Dicoses afectados y por año surgen unos 10 casos nuevos.

“La tuberculosis conspira contra el agregado de valor del sector lechero. Trabajar en esto es trabajar en competitividad del sector lechero”, aseguró.

Emergencia. Consultado por la emergencia agropecuaria, Buffa explicó que la situación en Artigas es compleja porque hay falta de agua y de forraje en muchos casos.

A propósito, recordó que hay una serie de medidas asociadas a que los productores saquen créditos a tasas subsidiadas y eso está vigente. A su vez, se trabaja en conjunto con la Intendencia en la atención de pequeños productores para entrar a sistemas bancarios, en la compra de alimentos y en la limpieza de tajamares. “La situación es compleja y hay que atender el sistema”, aseguró.

Buffa también recordó algunas de las medidas disponibles en el corto plazo. “Vamos a un campo que no hay pasto ni agua y lo más importante es tomar decisiones rápido en está coyuntura”, dijo.

Así, en trabajo coordinado con toda la institucionalidad agropecuaria en algunas instancias de discusión, se tomaron algunas decisiones para el corto plazo.

“El agua no la podemos hacer aparecer, tomar medidas de gasto en suplementación no es la mejor opción, pero se van acelerar mensajes claros y transparentes para tomar decisiones. La información es fundamental”, explicó.

El BROU, según Buffa, ha tenido una vocación “muy fuerte” en ayudar al sector agropecuario generando instrumentos acordes.

Para los productores que tributan IMEBA tienen la posibilidad de topear gastos del IVA del gasoil, y eso está vigente hasta el 31 marzo, pero el Ejecutivo está dispuesto a mantener la medida porque contribuye el apoyo a los productores más pequeños.

Otras Noticias