En el norte preocupan las reservas de agua para riego de arroz

 En el norte preocupan las reservas de agua para riego de arroz

Guillermo O’Brien, productor agrícola de Artigas y Salto, comentó que el arroz en el norte, en general, está entrando en la etapa de floración, un momento determinante del cultivo en donde intenta concretar el rendimiento que marcó 30 días atrás.

El estándar es bueno, a muy bueno con una parcialidad de riesgos difíciles porque la demanda de agua aumentó de 15 a 20% de lo que es el promedio histórico por la temperatura y la radiación solar, que si bien son buenos para el cultivo, hace que se demande más agua.

Eso hace que hoy el norte esté con un padrón de cultivo bueno a muy bueno, con situaciones puntuales complicadas por volúmenes remanentes para riego que en algunos casos “son justos de más”.

“Las reservas de agua de acá son de las represas y en los dos últimos años no se han llenado por falta de lluvias. Esperemos que los episodios de agua sean buenos acá también”, dijo.

Informó que, en el norte, hay unas 25 mil hectáreas totales de arroz de las cuales el 10% (unas 2.500) están con compromiso de llegar al final. “Si no se darían las lluvias, hay un 10% del área del norte complicada”, comentó.

A nivel país, de las 164 mil has plantadas, hay un padrón de cultivo “bueno a muy bueno”, con exigencias de riego mayores. En el este, en general, el agua está pero las dificultades para trasladarlas al cultivo son grandes.

Desde el punto de vista comercial, O’Brien comentó que la demanda sigue firme y que en los últimos 15 a 20 días han habido muestras que hay más avidez.

Por otro lado, destacó que hay un relativo enfriamiento de los problemas de logística con una pequeña tendencia a la baja en los fletes. “Son señales, pero buenas”, dijo.

Además, señaló que hay actores importantes de la exportación que se han retirado de la oferta, sobre todo en Asia, y eso hace que haya un horizonte optimista a 40 días de la cosecha.

“Al arroz le ha venido bien la mayor retracción de la gente por pequeños aumentos de consumo. En general, nos pegó de forma favorable”, dijo. Si bien hay buenas perspectivas para alcanzar buenos niveles de producción, el arrocero señaló que hay problemas para llegar a cosechar algunas zonas puntuales por falta de agua. Además, dijo que los costos han aumentado, entre US$ 200 y US$ 250 por hectárea, y hay problemas de sobre demanda de agua que aumenta más los costos.

“En general desde el sector primario vemos un panorama positivo”, concluyó.

Soja. El panorama de soja “es muy variable” en función de las lluvias. “Las sojas están correctas. No son los padrones de cultivos del año pasado, que fue un verano relativamente llovedor en el norte”, dijo.

Además, sostuvo que hay rendimientos potenciales nuevos. “Si la lluvia se concreta creemos que va a haber un cultivo bueno todavía”, expresó.

En tanto, informó que en el norte creció mucho el girasol, por lo que lo manejan como una alternativa interesante la cual siguen de cerca.

Otras Noticias