Un 85% del área de soja de primera está “muy bien implantada”

 Un 85% del área de soja de primera está “muy bien implantada”

Tomas Molina, productor agrícola de Flores, comentó que la presente zafra de cultivos de verano ha estado marcada por la falta de lluvias desde que comenzó la siembra, en octubre.

Noviembre fue un mes más benévolo y, gracias a ello, se logró una mejor implantación en soja de primera y la primera parte de la de segunda. De está forma, los agricultores pudieron sembrar hasta el 10 de diciembre (aproximadamente) con buena humedad en el suelo.

“Hay un 85% del área que está muy bien implantada en la soja de primera y más del 50% en la de segunda”, dijo.

Hoy se trabaja en control de malezas y se ha dado poco problema de insecto. Sin embargo, Molina puntualizó que la historia no es la misma en el final de la siembra: “Las posteriores al 10 de diciembre en nuestra zona (Flores) recibimos solo 2 milímetros de agua. Hay un signo de interrogación muy grande en cuanto a eso”, contó.

Costos. El número de costo hoy “asusta mucho”. Para la soja de primera se estiman 2.300 kilos por hectárea y la de segunda 2.600 kilos por hectárea lo cual deja un número muy fino para el agricultor. “Estamos más o menos con el mismo margen que dos años atrás, o quizás algo menor, con una inversión por hectárea el doble. Asusta mucho el número pensando en 2022/2023”, indicó.

Otras Noticias