Protocolos para el manejo de conflictos

 Protocolos para el manejo de conflictos

Existe una tendencia natural a rodearnos de personas similares a nosotros, que piensan más o menos parecido a nosotros.  Eso puede resultar amigable para el día a día de nuestros entornos de amistad o de preferencias políticas, pero cuando se integran equipos, la realidad debe cambiar. De esto trata la columna de Gonzalo Noya, de XN Partners, que pone el foco en los equipos de alto desempeño, aquellos que están sometidos a la presión de ser cada día mejores y más competitivos.

Lo que señala Noya, en esta columna, es que las organizaciones deberían tener un protocolo para el manejo de conflictos, donde las reglas sean claras para todos. Uno de los principios básicos para la resolución de estos conflictos será elevar la mira, para evitar las miradas sesgadas, y apartarse de la lógica de que luego de un conflicto debe haber ganadores y perdedores.

A su vez, el autor de “Algo más Grande” señala que siempre será más fácil manejar un conflicto cuando apenas se insinúa, antes de que tome una dimensión que lo haga difícil de ser resuelto. Algunas pautas nunca fallan, dice Noya. Y se refiere a un conjunto de preguntas que permitan elevar la mira. Para eso es necesario partir de una pregunta básica, cuando se presenta el conflicto: ¿estamos siendo fieles a nuestros propósitos? Respondida esta pregunta, se desencadenarán algunos puntos que permitirán llegar a la resolución del tema.

La buena cultura empresarial valora los conflictos, porque transitar por ellos permite alcanzar etapas superadoras, dice Noya. No todo intercambio de opiniones debe ser considerado un conflicto, y si bien en una organización los intereses pueden ser distintos y a veces hasta contrapuestos, los objetivos deben ser comunes, explica el integrante de XN Partners.

Otras Noticias