Tensión sindical y futuro de la empresa: Qué opina el presidente de Ancap

 Tensión sindical y futuro de la empresa: Qué opina el presidente de Ancap

La Federación de Trabajadores de Ancap realiza un paro en todas las dependencias de la petrolera estatal, incluida la refinería de La Teja, una medida que no se tomaba desde 1973, cuando se produjo el golpe de Estado.

El paro anunciado es “en defensa de la industria cementera estatal y la decisión popular expresada en los referéndums de 1992 y 2003” anunció Fancap a través de un comunicado.

Según informó el gremio, la refinería se comenzará a reactivar este miércoles, pero “no se sabe cuándo quedará todo en marcha”, porque implica un “proceso complejo”.

El presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, dijo que la empresa negocia la importación de combustible para evitar el desabastecimiento y que el lucro cesante de la refinería por cada día que está parada es del orden de los 500.000 dólares.

En diálogo con Informativo Carve del Mediodía, Stipanicic contó que desde las dos de la tarde de este lunes la refinería no manda productos a los tanques, y “con suerte” la actividad va a volver a retomarse el jueves o viernes.

“Somos consientes que una planta industrial tan compleja requiere de cuidados especiales, no es una fábrica de galletitas, en la cual la producción se para en forma ordenada. No es que demora días en pararse, como nos pasa a nosotros”, expresó.

Además agregó que existe el “temor” que cuando “esta noche, cuando el supervisor de turno dé la instrucción de retomar la carga en todas las unidades, surjan inconvenientes en una planta cuyo mantenimiento principal ocurrió en el año de 2017, y que la próxima parada está prevista para el año 2023”.

“Estamos en el medio de una corrida, que es la más larga de la historia de la refinería entre paros de mantenimiento, planificado desde el año 2019, pero también estamos sobre el final de la corrida, que es donde más riesgos y dificultades mecánicas puede tener la instalación”, reconoció Stipanicic.

Por este motivo, contó, la empresa dispuso “de inmediato” que se inicien los trámites para importar combustibles y cumplir con el objetivo de abastecer de combustibles a la población.

En esta línea añadió que en la jornada de este martes se adjudicará la compra de 40 mil metros cúbicos a un proveedor del exterior para el suministro del gasoil.

Con respecto al conflicto con el sindicato, el presidente de la estatal dijo que “en las negociaciones siempre las partes tienen que ceder”, y destacó que el 5 de agosto se le comunicó al sindicato que el 31 de diciembre la empresa no iba a renovar el convenio colectivo porque pretendía negociar uno nuevo “más potente, más moderno y que permita acompasar toda la organización del trabajo a los tiempos que se vienen, en el medio de una transición energética”.

“La respuesta que tuvimos fue insistentemente nuevos incumplimientos”, aseguró Stipanicic, quien indicó que la medida que detonó la situación fue una movilización de principios de noviembre, la cual fue comunica cuando la movilización ya estaba en curso, y a media hora de que se cortaran todas las horas extras, que afectó el despacho de combustibles en La Tablado. “Eso sin mediar el preaviso de 48 horas establecido en el convenio, y que el sindicato insistente y recurrentemente viene violando”, expresó el ingeniero.

“En ese momento, el directorio de Ancap entendió que no era admisible que siga esta situación, y denunció el convenio. Para ello apeló a una cláusula de rescisión acordada por las partes en el propio convenio”, contó, y añadió que la empresa cumplió con el mecanismo, los tiempos y los procesos que el convenio establece, por lo que el 25 de noviembre cayeron sus efectos.

Por este motivo, resumió, “el directorio sacó una resolución, que le fue comunicada a Fancap, con los términos para la transición, donde estaban incluidos el concepto de negociar las guardias gremiales para cuando haya medidas sindicales”.

 

Otras Noticias