¿Por qué Antel está tan quieta?

 ¿Por qué Antel está tan quieta?

El director de Antel en representación del Frente Amplio, Daniel Larrosa, se refirió en Informativo Carve del Mediodía a la auditoría sobre la construcción del Antel Arena, y la situación actual de la empresa y su plan estatégico, entre otros temas.

Larrosa denunció que la auditoría externa realizada por la empresa Ecovis sobre el Antel Arena tiene errores “graves y garrafales”, y dijo que el informe “registraba un monto de 34 millones de dólares por encima de lo informado por el Tribunal de Cuentas al Parlamento”.

El economista destacó que la auditoría no tiene validez porque “técnicamente la auditoría no fue hecha correctamente”, porque, explicó, “intenta comprar números de 2014 con números acumulados en el tiempo”.

En esta línea, resaltó que Ecovis tomó los datos de 2014 sin IVA, pero luego le sumó gastos e inversiones con IVA. “El IVA no es un costo de Antel, ni de ninguna empresa, porque luego se descuenta. En ningún proyecto de inversión en los que he participado eso se toma en cuenta”, señaló.

Agregó que únicamente por establecer esta comparativa la diferencia se incrementa, en promedio, un 16% con respecto al valor de 2014.

También contó que otro error que tuvo la auditoría es que en los números de 2014 se tuvo en cuenta solo la inversión, mientras que en el informe de Ecovis se suma la inversión más los gastos.

Además, contó que la auditoría no actualizó los costos por inflación ni tuvo en cuenta el beneficio financiero de hacer las inversiones en cuatro años.

Larrosa explicó que el plan de inversión de marzo de 2015 planteaba tres escenarios de inversión, lo que es muy común por la incertidumbre que trae aparejado. “Se plantea casi siempre un escenario de base, donde se estiman valores a los precios de ese momento, y después se toman escenarios de resguardados, con algunos márgenes”,  agregó.

Según destacó, en marzo de 2015 se presentaros tres escenarios de inversión, que tuvo en cuenta todo el equipamiento con el que cuenta el Antel Arena, pero Ecovis solo hace referencia a uno solo. Entre esos escenarios había: uno de 57 millones de dólares, otro de 64 millones de dólares y un tercero de 71 millones de dólares.

“Esos eran los valores de inversión proyectados, con los cuales el segundo gobierno de Tabaré Vázquez dio el ok a continuar las obras. Ecovis solo toma para su comparativa el escenario más bajo”, indicó el economista.

El informe de Ecovis incorporar más tres millones de dólares por sueldos de empleados de Antel, lo cual no tuvo en cuenta en el plan de negocios. Sin embargo, Larrosa argumenta que esos salarios se hubieran pagado igual, aunque no se hubiera construido el Antel Arena y asegura que no hubo sobresueldos por nuevas funciones.

En referencia a los planes de Antel a futuro, Larrosa opinó que la empresa está en condiciones de avanzar a mayor velocidad. “Hay muchos proyectos importantes para Antel en los que había que avanzar más rápidamente”, destacó.

“Llegar a los hogares con un router le da la potencialidad de brindar infinidad de servicios. Quedarse con la fibra óptica no es nada. Los que se quedan con la fibra óptica se quedan con el peor negocio que hay”, subrayó el director.

“El negocio mejor, de la forma en la que están sobreviviendo las compañías telefónicas es con los negocios que van por dentro de la fibra óptica, la información que transmiten. La estrategia de Antel tiene que ir ahí. Hacia lo que hemos catalogado como servicios digitales, que son a la población en el hogar, pero también impactan en la industria, en el agro y en todos los negocios. Antel no tiene que mirarla como espectador, sino ser partícipe”, añadió.

Otras Noticias