Agua colaboró con una muy buena implantación de cultivos de verano

 Agua colaboró con una muy buena implantación de cultivos de verano

En el litoral sur las precipitaciones aliviaron la preocupación de los productores y permitieron tener una muy buena implantación de los cultivos de verano. Con guarismos entre 40 y 70 milímetros, con caos por encima y por debajo, las lluvias fueron homogéneas y dieron un “empuje impresionante” para lo sembrado y lo que se está por sembrar.

“El año pasado, sin lluvias, los cultivos de invierno anduvieron bastante mejor en rendimientos, pero los de verano tuvimos problemas de implantación. Aparentemente este año va a ser muy bueno”, señaló Gabriel Carballal, productor agrícola de Flores y Soriano.

En tema de ventas, el productor sostuvo que depende un poco de la estrategia financiera de cada empresa, pero entiende que “es una buena forma de ir calzando costos”. Como ejemplo, recordó la soja a casi US$ 500. “Hoy hay que esperar porque los números relaciones stock consumo son los mismos, pero entró una cosecha de Estados Unidos muy importante y hasta que eso no se venda, cargue y llegue a destino va a presionar para abajo. Además del aumento del covid, son factores bajistas”, comentó.

En cultivos de invierno, dijo, de la mano de los valores que tenemos ha ido vendiendo todo. Las cebadas a US$ 300; canolas a US$ 740. “Son valores muy raros, casi imposibles, pero especular sobre esos valores es de un riesgo enorme”, aseguró.

Sobre el incremento en los costos, dijo que para soja, que no lleva nitrógeno (uno de los insumos que más aumentó) el incremento fue de 200 y 300 kilos más por ha. En tanto, por la suba de glifosato, fertilizante y semilla, en maíz y sorgo el impacto es más grande: de 1.000 y algo de kilos por ha debido al incremento de costo de urea.

Otras Noticias