Gobierno podría exigir a Toma devolución de dinero que gastó y no justificó

 Gobierno podría exigir a Toma devolución de dinero que gastó y no justificó

El presidente Luis Lacalle Pou resolvió que se iniciara un sumario y se separara del cargo por 6 meses a Miguel Ángel Toma, secretario de la Presidencia durante el segundo gobierno de Tabaré Vázquez y actual fiscal de gobierno.

Toma es investigado por haber incurrido en presuntas irregularidades durante sus viajes oficiales al exterior a los que fue acompañado, sin la debida justificación, una contadora de la secretaría antilavado, Giuliana Pérez.

En paralelo el fiscal de Delitos Económicos, Ricardo Lackner, analiza si Toma incurrió en algún delito contra la administración pública –como el abuso de funciones o conjunción de interés personal y público.

Para que el sumario culmine con la destitución de Toma se requerirá de la venia del Senado.

El diputado del Partido Colorado, Felipe Schipani, quien solicitó a Presidencia un pedido informe sobre los viajes que realizó Toma. De acuerdo a la información obtenida, en el viaje que realizó a Italia, en el marco del juicio del Plan Cóndor, Toma gastó 229 euros por día en hospedaje y 259 euros diarios en alimentación. Pérez por su parte, destinó 194 euros en la habitación donde se hospedó. Ambos se alojaron en el exclusivo hotel cinco estrellas Ambasciatori Palace de Roma, ubicado en la Via Giosuè Carducci.

El exsecretario de Presidencia viajó a Roma en primera clase, con un pasaje que le costó a Presidencia 6.500 dólares (diciembre de 2019).

“En esos viajes Toma y Pérez se manejaban con poco austeridad”, destacó el legislador.

Schipani indicó que hay aparentes irregularidades en la rendición de cuentas de los viáticos. La ley 19.771, que entró en vigencia el 26 de agosto de 2019 establece en su artículo 5° que se deberá respaldar todos los gastos con comprobantes, permitiendo no respaldar únicamente el 20% de los mismos.

En el viaje a Roma ni Toma ni Pérez respaldaron esa legislación, ya que el exsecretario de Presidencia gastó en ese viaje 1.994 dólares en viáticos, presentando comprobantes por solo 1.324 dólares, mientras que la contadora presentó justificativos por 635 dólares cuando gastó 1.323 dólares.

El legislador aclaró que Presidencia no pudo detallar los gastos de los dos viajes que el exsecretario realizó a Washington, por a las tratativas del juicio de Aratirí.

Toma deberá devolver el dinero que gastó de más en los viajes si el Poder Ejecutivo entiende pertinente, detalló el colorado.

Debido a esta situación, el colorado remitió la información recibida a la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep), para que defina si efectivamente violaron la ley.

Cabe recordar que Toma enfrenta tres investigaciones simultáneas en la Junta Anticorrupción, en Fiscalía y en la órbita de Presidencia, que buscan esclarecer si cometió una falta ética, un delito contra la administración pública y si le cabe un sumario como funcionario estatal.

Otras Noticias