La llamada del expresidente Vázquez a Sanguinetti

 La llamada del expresidente Vázquez a Sanguinetti

El expresidente Julio María Sanguinetti conversó con Informativo Carve del Mediodía a 40 años del plebiscito de 1980. También se refirió a la salud del exmandatario Tabaré Vázquez, a la vez que contó sobre la última conversación que mantuvieron.

Este 30 de noviembre se cumplen cuarenta años del triunfo del “No” en el plebiscito de 1980, con el que se comenzó a transitar el camino hacia la salida de la dictadura, instalada con el golpe de Estado de 1973, proceso que culminó con las elecciones presidenciales de 1984 y la asunción, un año después, del presidente electo, Julio María Sanguinetti.

El exmandatario recordó la importancia que tuvo el debate televisivo protagonizado por los opositores a la reforma constitucional, Enrique Tarigo (Partido Colorado) y Eduardo Pons Etcheverry (Partido Nacional), y los defensores del plebiscito, el coronel Néstor Bolentini y el doctor Enrique Viana Reyes.

“Si autorizaron el debate fue porque no pensaban que fueran a perder. Pensaron que era un modo de decir ‘mirá qué democráticos somos’. Después de siete años en que nadie podía abrir la boca, de que nadie podía discutir con el gobierno, que Tarigo les dijera que esta constitución podía votarla solo un comunista por lo autoritaria que era, o que el Eduardo Pons Etcheverry hablara de rinocerontes, aludiendo metafóricamente a los civiles partidarios de la dictadura, fue realmente un cañonazo, y sin dudas, fue muy importante en el resultado final”, enfatizó.

Además, indicó que los partidos tradicionales jugaron un papel fundamental en el retorno de la demoocracia, por lo que el triunfo del “No” fue una expresión de confianza hacia los dirigentes políticos.

“Es muy imporante contar la historia, incluso para que la juventud sepa que la democracia no fue dadiva al cielo, que no cayó en un paracaídas. Estuvimos desde el 80 al 84 batallando. La ignoracia del pasado lleva, inevitablemente a la incomprensión del presente, y eso, creo que es la gran lección”, agregó.

Por otra parte, Sanguinetti se refirió a la salud del expresidente, Tabaré Vázquez, quien permanece con internación domiciliaria luego de sufrir una trombosis aguda en su pierna izquierda.

Contó que hace “unos 10 o 15 días” recibió una llamada de Vázquez, para transmitirle sus felicitaciones por una nota radial en la que escuchó a su hija, Emma Sanguinetti, crítica de arte, hablando del trabajo de los museos durante la pandemia.

“Es una cosa linda para mostrar cómo, a pesar de diferencias políticas, tenemos ese trato, y esta cercanía.  En ese caso, el doctor Vázquez me llamó por un tema de arte. Eso habla bien de lo que es nuestra vida política”, resaltó.

En cuanto a la situación sanitaria del país a causa de la pandemia de coronavirus, el expresidente indicó que es necesario que seguir cumpliendo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias, ya que no se puede “hipotecar” la calma en la que se encontraba el país hace algunas semanas.

“Primero está la salud, después está todo el resto, y todos tenemos que ser conscientes de eso. Hay que trabajar para seguir ejerciendo la libertad”, enfatizó.

Otras Noticias