Galiana: “No está 100% claro que una vacuna resuelva definitivamente esta enfermedad”

 Galiana: “No está 100% claro que una vacuna resuelva definitivamente esta enfermedad”

El infectólogo Álvaro Galiana, encargado del Servicio de Infecto-contagiosos del Centro Hospitalario Pereira Rossell conversó con Informativo Carve del Mediodía sobre el desenlace del coronavirus en Uruguay y el mundo.

“Seguimos de alguna manera con la fantasía de que esto mañana se va a terminar, y no hay un indicio en el mundo entero que oriente a pensar que esto tiene una fecha de finalización”, señaló el experto.

En esta línea el infectólogo dijo que todavía hay muchas cosas por esclarecer en referencia a la eventual vacuna, como a qué población se va a inocular o cómo hacerlo. Tampoco esta 100% claro “que una vacuna resuelva esta enfermedad”, señaló.

“Todavía estamos tratando de entender los mecanismo fisiopatológicos adecuados de esta enfermedad que tiene más de una etapa. Todavía no está exactamente claro que si genero una inmunidad contra una parte del virus se acabe el problema”, destacó.

“No hay indicios de que la pandemia vaya a ceder. Esto llegó para instalarse, no tiene fecha de finalización”, indicó Galiana.

“Hay que adecuar nuestra vida para que sea viable. Nada dice por ahora que las cosas vayan a cambiar. Hay que saber que no va a modificarse la situación ni va a haber una marcha atrás en estos meses o primeros años”, resaltó.

“Si ayer se hicieron 1.400 test y los 17 que aparecieron fueron en Treinta y Tres, estamos en una buena situación. Hay que decir ‘qué bien que no aparecieron positivo en todo el Uruguay’, sólo en un foco, en el que estamos trabajando”, agregó.

En referencia a las fiestas multitudinarias que se han realizado en las últimas semanas, Galiana dijo que es algo inaceptable, y agregó que es necesario que toda la población se maneje con responsabilidad socialmente.

“Cada uno tiene que asumir su responsabilidad. Tenemos que entender que esto vino, se instaló y nos obligó a cambiar nuestras conductas”, dijo.

El infectólogo destacó que el aislamiento a causa de la pandemia generó consecuencias colaterales, como la paranoia o la depresión, sobre todo en menores de edad.

“Estoy viendo chiquilines de 13 o 14 años que vienen con los nudillos rojos, casi sangrando. Es tal la persecución que tienen del lavado de manos que cada media hora se están lavando las manos”, contó.

En cuanto a los efectos positivas de esta pandemia, el experto indicó que han disminuido las enfermedades virales producto de la vacunación masiva, el uso de tapabocas y  el distanciamiento social.

“Estamos en un muy buen momento, porque estando a fines de junio no hemos tenido lo que era regla años atrás, que era que tuviéramos todas las unidades de CTI llenas”, expresó.

Otras Noticias