La Dexametasona salva vidas en pacientes graves de coronavirus

 La Dexametasona salva vidas en pacientes graves de coronavirus

La doctora Leticia Gorriarán, experta en Medicamentos y Gestión de Políticas de Salud, conversó con Informativo Carve del Mediodía sobre la efectividad de la dexametasona para el tratamiento del coronavirus.

La dexametasona es el primer medicamento de todos los que se han probado que puede salvar vidas humanas, según destacó la Organización Mundial de la Salud. Reduce un 35% la mortalidad de los pacientes graves con coronavirus hospitalizados con complicaciones respiratorias y ventilación.

Además es un fármaco económico, lo que permite que  sea muy accesible, destacó la especialista.

De acuerdo a un estudio de Recovery que incluyó a más de 6.000 pacientes, a 2.104 pacientes se les administró una dosis relativamente baja de 6 miligramos de Dexametasona durante 10 días y se comprobó que redujo las muertes a un tercio.

“Si se hubiera utilizado este medicamento desde el inicio de la pandemia se hubieran salvado más de cinco mil personas”, opinó Gorriarán.

Este medicamento es un antiinflamatorio e inmunosupresor, que es usado en enfermedades como la artritis, el asma, la alergia. Podría convertirse en un tratamiento estándar en los pacientes más graves de la COVID-19 que presentan una inflamación generalizada y respuesta inmune exagerada. El fármaco no demostró beneficios entre los enfermos más leves.

Por otra parte, Gorriarán destacó que los asintomáticos representan más del 40% de los infectados. “Tienen carga viral igual que los sintomáticos y muchos podrían tener lesiones pulmonares. Aún no se conoce su capacidad de infectar”, destacó.

La mitad de los pacientes asintomáticos de coronavirus tienen lesiones pulmonares, manifestó la especialista.

Además indicó que “la carga viral no cambia con la edad o si eres sintomático o asintomático. Lo que sí se sabe es que los pacientes más graves son los que más contagian, por más tiempo, por tener una carga viral más elevada”.

Destacó que hay y habrá rebrotes, e incluso hay lugares con segundas oleadas. A su vez destacó que, según lo que se sabe hasta el momento, una persona no se pueden reinfectar.

“El coronavirus es mucho más que una enfermedad respiratoria pulmonar. Afecta a muchos órganos y tejidos, provocando inflamación, coágulos, alteraciones en el sistema inmune, etc”, enfatizó.

Otras Noticias