Sería “una gran contradicción” crear “algo muy bueno” como el Ministerio de Ambiente, pero privarlo de lo necesario para cumplir sus cometidos

 Sería “una gran contradicción” crear “algo muy bueno” como el Ministerio de Ambiente, pero privarlo de lo necesario para cumplir sus cometidos

Dada “la situación de elevado déficit fiscal, así como la presión tributaria que pesa sobre la población” y “que la presión fiscal derivada del excesivo gasto en función del nivel de ingreso del país, compromete las bases de crecimiento de largo plazo”, se generan distorsiones que “imponen la necesidad de implementar políticas destinadas a racionalizar el gasto público”, se señala en el decreto 90/020 (o 90/2020), promulgado el pasado 11 de marzo y publicado el 18 del mismo mes.

En el Artículo 4 se establece que “los cargos vacantes generados al 31 de diciembre de 2019 no podrán ser provistos y, de los que se generen durante el ejercicio 2020, sólo podrán ocuparse un tercio” y se fijan algunas excepciones, por ejemplo “personal docente”, “profesional técnico y especializado de la salud”, “personal dependiente del Ministerio del Interior” abocado directamente a funciones de seguridad y “del Ministerio de Defensa Nacional (militar – escalafón K)”.

En el mismo Artículo se prohíbe “la renovación automática de todos los vínculos de servicios personales de carácter temporal con la Administración Central que no revistan la condición de funcionarios públicos, cualquiera sea su fuente de financiamiento, incluidos los realizados en el marco de acuerdos con organismos internacionales”.

“El monto total destinado en cada Inciso a la realización de nuevos vínculos de servicios personales, cualquiera sea su naturaleza y fuente de financiamiento, no podrá superar el 60% (sesenta por ciento) del monto total ejecutado en 2019 por el mismo concepto”, se dispone, lo que implica, en estos casos, una reducción de 40% en las partidas.
Si este decreto se aplica a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), la Dirección Nacional de Aguas (Dinagua) y la División Cambio Climático, implicará que “casi la mitad de las personas que cumplen funciones” en estas áreas “ya no van a estar”, dijo a Informativo Carve Fin de Semana una de las voceras del personal contratado de la Dinama, Soledad Ávila.

Estas tres áreas –que hoy son parte del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma)- pasarán al futuro Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, cuya creación fue aprobada por unanimidad en el Parlamento.

“Sería una gran contradicción. Crear algo muy bueno como es el Ministerio de Ambiente, pero privarlo de todas las cosas necesarias para llevar adelante los cometidos”, afirmó Ávila.

Enfatizó que sería “un error” que “se desmantele” esta institucionalidad, en tiempos en que “el gran desafío que tiene la temática ambiental es poder producir los mejores datos, para tomar las mejores decisiones”.

Soledad Ávila expresó que el personal contratado pide que lo relativo a la Dinama, la Dinagua y Cambio Climático “se revea en función de la creación, la estructura y las necesidades del nuevo Ministerio de Ambiente”.

Subrayó que quienes trabajan en temas ambientales tienen “mucha vocación, además de que es nuestro trabajo”.
Elogió al presidente Luis Lacalle Pou, que el viernes pasado jerarquizó la necesidad “de juntarse con buena gente” para cumplir las tareas de gobierno y dijo que, a nivel general, “en la vida es muy importante estar con buena gente”.
“En los temas de ambiente nos pasa exactamente lo mismo”, manifestó Soledad Ávila.

Otras Noticias