Nardone: “El turismo está en el CTI, sin respirador”, y se lo ve como “problema” y no como “solución”

 Nardone: “El turismo está en el CTI, sin respirador”, y se lo ve como “problema” y no como “solución”

En noviembre de 2019, el hoy viceministro de Turismo, Remo Monzeglio, entrevistado en Portal de América por Sergio Antonio Herrera, dijo: “El mejor candidato a ocupar la titularidad del Ministerio de Turismo, del gobierno que se inicia el 1º de marzo es Arnaldo Nardone”. No ocurrió.

Nardone es Master Profesional en Estrategia, Marketing y Gestión Empresarial (Universidad Carlos III, Madrid), Licenciado en Administración Hotelera (Escuela de Negocios de la Universidad de Bridgeport, EEUU) y Licenciado en Gerenciamiento Estratégico de Hoteles (Universidad de Cornell, EEUU), entre muchas otras actividades formativas que ha realizado.

Nardone ha sido premiado en el país y a nivel internacional: la Cámara de Turismo del Uruguay lo distinguió como empresario turístico del año 2008, y el Consejo Mundial de la Industria de Turismo y Reuniones lo consagró como el más influyente del mundo en la industria del turismo de reuniones y congresos.

Cree que en Uruguay se considera al turismo “como parte de la problemática del Covid-19, y no como la solución para la economía y la creación de empleo. Se da una dicotomía importante, ¿no? Todos nos están viendo como el problema y no como la solución para estos temas”, dijo Nardone en Informativo Carve Fin de Semana.

Está “convencido” de que “hay un gran desconocimiento de lo que significa el turismo en el mundo y para el Uruguay”, agregó.

Si se habla en términos de Covid-19, “el turismo está en el CTI, sin respirador. Creo que habría que prestarle mucho más atención al sector, como se le presta a otros sectores”, opinó.

Subrayó que en los últimos años el sector turístico generó a nivel mundial “un movimiento de casi 1.400 millones de personas”, que lleva “nueve años creciendo” y que “crece más rápido que el comercio de mercancías”.

En lo relativo a exportaciones, a nivel global, señaló que en el primer lugar se ubican “los productos químicos, luego (…) los combustibles y en tercer lugar está el turismo. Por debajo están la industria automotriz y la agroalimentación”.

Aludió a la nueva presidenta y directora ejecutiva del Consejo Mundial de Viajes y el Turismo (cuya sigla en inglés es WTTC), la mexicana Gloria Guevara, quien ha afirmado que hay protocolos para proteger la salud de los pasajeros y que se crearon certificaciones que se denominan “sellos de viajes seguros”.

El turismo interno “no es la solución de todos los males” y por ello “tenemos que abrir la puerta con mercados certificados para los que vienen y para los que se van”, expresó.

“Digan a sus gobiernos” que “no es hora de ahorrar” sino de “invertir en el turismo”, enfatizó Guevara el 4 de junio, en una jornada virtual organizada por Fedesud (Federación Sudamericana de Turismo) y el WWTC.

Agregó que “no es un gasto, es una inversión para evitar el colapso de la industria turística y de los países”, que “no se sabe cuándo terminará esta pesadilla, ni tampoco cuándo se iniciará la recuperación” y que “lo que sí se sabe es que, si no aprendemos de las mejores prácticas y cuidamos de este valioso sector, cuando sea el momento no habrá nada que reactivar, y el impacto social y económico tardará años en reponerse”.

Ante este escenario, en Uruguay, “¿por qué no se puede habilitar el aeropuerto y que vengan pasajeros de lugares que están de modo similar a nosotros y crear un hub que le dé vida a la hotelería?”, preguntó Arnaldo Nardone, que es asesor del Banco Mundial.

Se le preguntó sobre la decisión del ministro del Interior, Jorge Larrañaga, de suspender la 89ª Asamblea General de Interpol –que iba a realizarse en Punta del Este del 15 al 20 de octubre próximos-, por su “alto costo”, de más de US$ 3.000.000*.

En su respuesta, recordó que el ministro de Industria, Omar Paganini, dijo que el Antel Arena dejaba US$ 1.000.000 por año y que entonces deberíamos esperar 100 años para recuperar la inversión.

Tras puntualizar que no iba a opinar sobre “la forma en que se hicieron determinadas infraestructuras” en el país, Nardone sostuvo que esa afirmación evidencia “un total desconocimiento del sector”.

El ex presidente de ICCA (Asociación Internacional de Congresos y Convenciones) hizo números: “Si yo traigo un congreso de 3.000 personas y se quedan cinco días, estoy generando 15.000 noches de habitación. Y si a 15.000 noches de habitación las multiplico por US$ 200 son US$ 3.000.000, solamente este congreso y solamente habitaciones. No hablo de gastronomía, transporte, paseos, etcétera”.

También puso el ejemplo del Centro de Convenciones de Punta del Este, que “generó en un solo año US$ 22.000.000 para el destino”. Indicó que un Centro de Convenciones o un espacio Arena “no se deben medir por lo que dejan para ellos mismos sino para el destino” y subrayó que “no hay que hacer ese tipo de declaraciones”, en las que se mira “el árbol en vez de mirar el bosque, por no entender el negocio”.

Arnaldo Nardone sostuvo que “hoy hay que trabajar mucho y ver lo que se está haciendo en el mundo, y empezar a abrir”.

“La nueva normalidad no está diciendo que debemos esperar la vacuna para empezar a funcionar, dice que de aquí en más tenemos que vivir con los protocolos, con la seguridad, lo que escuchamos de nuestros técnicos todos los días, la mascarilla, la distancia, lo que se está haciendo en los aviones, en los hoteles, bueno, manteniendo esos protocolos, es que tenemos que empezar a movernos”, reflexionó.

Dijo que “estamos atados a las decisiones del gobierno, entonces el sector privado tiene que ser oído, tiene que trabajar activamente ante el gobierno para lograr esa apertura”.

* El Observador informó el 5 de mayo que esta decisión se adoptó “en consulta con el presidente Lacalle Pou”.

 

Otras Noticias