Para el gerente de la Sociedad de Productores Forestales, Menéndez tiene “una visión negativa del sector”

 Para el gerente de la Sociedad de Productores Forestales, Menéndez tiene “una visión negativa del sector”

La Sociedad de Productores Forestales está gestionando una reunión con el Diputado Rafael Menéndez y el Senador Guido Manini Ríos “para entender de primera mano” que se plantea en el proyecto que Cabildo Abierto presentará en los próximos días, con el fin de ponerle límites y prohibiciones a las plantaciones de eucaliptos en los mejores campos del país.

El economista Miguel Helou, gerente de la gremial que representa a los actores de la cadena forestal en Uruguay, dijo que el diputado Menéndez tiene “una visión negativa del sector y eso es lo que realmente nos preocupa”. Que existan límites técnicos sobre lo que se puede hacer con la tierra “nos parece bien y tienen que ser respetados”.

Sobre la afirmación de que se reforestaron tierras que no son de prioridad forestal, Helou señaló que “nos llama la atención y quisiéramos saber en qué contexto pasó. Porque las plantaciones tienen que pasar por procesos de autorización, al menos de 1 o 2 ministerios”, ya que existe “una normativa a la cual tenemos que atenernos y hay entidades que regulan el proceso”.

Actualmente “más del 90% de las plantaciones forestales del país están certificadas por normas internacionales que aseguran la conservación y el uso responsable de los recursos naturales. Pautas que tenemos que cumplir para poder continuar exportando. Esas reglas determinan que hoy dentro de las áreas forestales existan unas 400.000 hectáreas de conservación, donde no se plantan árboles”, por lo que “pensar en esa imagen de bosques con millones de hectáreas, es una foto alejada de la realidad del sector”.

En cuanto a los suelos que se pueden forestar comentó que en promedio tienen un índice coneat inferior a 80. “Porque las tierras de prioridad forestal están establecidas en zonas que son básicamente marginales. En la amplia mayoría de los casos hablamos de áreas que tradicionalmente han estado ocupadas por rubros como la ganadería de croa, con rendimientos adecuados para la cadena productiva pero con muy pocas posibilidades de desarrollar otra actividad”.

Helou remarcó que en muchos casos “este rubro le da al productor una renta por un espacio de su tierra, pero el productor sigue desarrollando su actividad principal, lo que permite diversificar ingresos y obtener un rédito bastante superior al que obtendría dedicado a la otra actividad desarrollada. Esto les permite continuar con su rubro y seguir en el campo.”

Escucha la nota completa:

 

Otras Noticias