Femi: Reorganización del primer y segundo nivel de asistencia y “momento” de la telemedicina

 Femi: Reorganización del primer y segundo nivel de asistencia y “momento” de la telemedicina

La Federación Médica del Interior (Femi) y la Sociedad de Medicina Rural del Uruguay (Someruy) participaron de la reunión realizada la semana pasada con jerarcas del Ministerio de Salud Pública (MSP), del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y de la Secretaría de la Presidencia de la República sobre la decisión del gobierno de reinicio parcial de las clases en 973 escuelas rurales, a la que también asistieron representantes de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) y del Pit-Cnt.

Previamente, Someruy había expresado su desacuerdo con la medida gubernamental y advertido –entre otras cosas- que “la gran mayoría de los docentes deben trasladarse desde las zonas urbanas donde residen hacia las zonas rurales donde ejercen”, lo que “aumentaría los riesgos de contagio viral en una zona donde los servicios de salud no abundan”, en un comunicado que fue apoyado y difundido por Femi.

La FUM también se oponía a la reapertura parcial del sistema presencial de clases –y continúa oponiéndose-, pero colaboró con el gobierno para elaborar un protocolo que garantice la máxima protección para los trabajadores y los niños que retornarán a las aulas en unas 500 escuelas rurales el próximo miércoles.

Elbia Pereira, secretaria general de la Federación, informó que el primer borrador del protocolo incluye, a propuesta del gremio, la presencia en las escuelas de un técnico prevencionista, como persona idónea en seguridad laboral.

El gobierno aceptó, así, algunos de los planteos realizados por las entidades que participaron en el encuentro de la semana pasada, reducción del número de escuelas que reabrirán sus puertas incluido, que pasan de 973 a unas 500, como ya se mencionó.

Femi va a colaborar con el MSP, por ejemplo, en identificar qué policlínicas rurales tienen como referencia “cada una de esas escuelas” que van a retomar la actividad el miércoles 22, no solo para atender a los niños sino también a sus familias, dijo en Informativo Carve Fin de Semana la presidenta de la gremial médica del Interior, Patricia Nava.

“En la ruralidad la población está referenciada a una determinada policlínica” y es necesario conocer qué centro asistencial “cubre” a cada escuela, subrayó.

Además, Femi se ocupa en el restablecimiento pleno de la atención a pacientes que tienen otras patologías, no vinculadas al Covid-19.

La necesidad de poner el foco en el combate al coronavirus provocó –por ejemplo- postergaciones en consultas, estudios y operaciones, y hasta el cierre temporal de muchas policlínicas.

La postura de la Federación es prestar los servicios de salud habituales sin que eso signifique necesariamente “actividad presencial”, utilizando herramientas de la llamada telemedicina, como una videollamada, explicó en Carve la Dra. Nava.

Así, puede realizarse una “valoración inicial del paciente” y determinar “si tiene que concurrir un médico a domicilio” o si se puede resolver el problema telefónicamente, explicó.

“Se quiere que los pacientes sigan siendo atendidos, pero que concurran lo menos posible a los centros de salud, a las policlínicas”, para evitar aglomeraciones, expresó la presidenta de Femi, que se desempeña como psiquiatra en Salto.

Puntualizó que, “cuando desde Femi decimos que tiene que haber una reapertura, hablamos más bien de una reorganización del primer y segundo nivel” de atención.

El primer nivel es “la puerta de entrada al sistema de salud” y “permite resolver las necesidades de atención básicas y más frecuentes” mediante “actividades de promoción de salud, prevención de la enfermedad y por procedimientos de recuperación y rehabilitación”.

Así lo explican los doctores Julio Vignolo, Mariela Vacarezza, Cecilia Álvarez y Mónica Sosa en su trabajo “Niveles de atención, de prevención y atención primaria de la salud”.

Indican que “en el segundo nivel de atención se ubican los hospitales y establecimientos donde se prestan servicios relacionados a la atención en medicina interna, pediatría, gineco-obstetricia, cirugía general y psiquiatría”.

Y agregan que “se estima que entre el primer y el segundo nivel se pueden resolver hasta 95% de problemas de salud de la población”.

Otras Noticias