Experto en educación: Hay que preguntarse si los docentes “están preparados” para educar en pandemia 

 Experto en educación: Hay que preguntarse si los docentes “están preparados” para educar en pandemia 

En esta edición de Informativo Carve del Mediodía recibimos al doctor en Psicología Educacional, Guillermo Fossati, quien también trabajó como asesor en esta materia del senador Jorge Larrañaga, para hablar sobre la relevancia del uso de las nuevas tecnologías en el ámbito educativo en tiempos de pandemia.

El máster en Educación resaltó la necesidad de hacer hincapié en la evolución de los casos y no tanto en el número. “Las cifras absolutas, en definitiva, no dicen nada. El problema es la variación porcentual que vamos teniendo día a día”, que es el porcentaje diario entre los que dan positivo sobre el número de tests realizados, explicó.

Además, destacó que “la información disponible” sobre el coronavirus “hay que tomarla con enorme cautela, y más cuando se trata de una realidad de la que todos estamos aprendiendo”.

Marcha atrás

En este sentido, argumentó que esto implica “tomar decisiones”, pero “aceptar que se puedan tener que cambiar esas decisiones a la luz de la nueva evidencia que se vaya presentando”.

Puso como ejemplo el caso del retorno del sector obrero al trabajo el 13 de abril. Sobre este y otros casos, “hay que medir el impacto que va teniendo el reintegrarse a la función en lo que puede ser el incremento de casos positivos”, subrayó.

Tecnología y educación

“La emergencia sanitaria obligó a cambios muy importantes en la forma habitual en la que se imparte la educación. Lo vemos, por ejemplo, en el intenso uso de la plataforma Crea del Plan Ceibal. Pero la cosa no pasa por la tecnología. No es la incorporación de la tecnología lo que hace la diferencia, sino el buen uso que se haga de esa tecnología”, definió.

En esta línea, reconoció que la naturaleza de la presencialidad es muy distinta de la informática, y que ambas modalidades requieren estrategias pedagógicas propias, para las que es preciso que los docentes reciban capacitación.

Según él, es preciso plantearse la pregunta de “si están preparados los docentes en el uso pedagógico de las tecnologías y para desempeñarse en entornos de aprendizaje basados en la tecnología”. Además, dijo que es preciso escuchar las opiniones de los profesionales de la educación, y observar cuánto se los está capacitando.

“Hay que evaluar el impacto de estas tecnologías, compararlas con lo presencial, y entender que no son mecanismos mutuamente excluyentes. Hay cuestiones en lo  presencial que no están presentes online, sobre todo en el relacionamiento”, reflexionó.

Otras Noticias