“Cualquier catástrofe siempre afecta más a los pobres”, subraya Celia Ortega (Banco Mundial)

 “Cualquier catástrofe siempre afecta más a los pobres”, subraya Celia Ortega (Banco Mundial)

“Cuando tenemos un terremoto, las primeras casas que se destrozan son las que están peor construidas”, en “los barrios más vulnerables”, dijo en Informativo Carve Fin de Semana la Representante Residente en Uruguay del Banco Mundial (BM), la Dra. Celia Ortega.

Y, “cuando tenemos una inundación, las casas que primero se inundan son las que están en lugares en los que no se debería construir”, agregó enseguida.

La Dra. Ortega, que asumió su función en nuestro país el 1º de agosto de 2019, enfatizó que “cualquier catástrofe siempre afecta más a los pobres, a los vulnerables”.

En el caso de la epidemia de COVID-19, en “los barrios donde las personas no tienen acceso a agua, a saneamiento, donde viven en condiciones” que no les permiten cumplir adecuadamente con la medida de aislamiento social, “tenemos una bomba que va a afectar muchísimo, no solamente a estas personas sino también al resto de la sociedad”, advirtió.

El Banco Mundial aprobó el 17 de marzo una vía rápida de financiamiento para los países, por un monto total de US$ 14.000 millones.

El objetivo general de la entidad multilateral es enfrentar los problemas “por dos caminos”, señaló. Uno es la emergencia sanitaria y otro es “un apoyo más a medio y largo plazo para sostener a la economía y a los más vulnerables”, explicó la funcionaria.

“En la ventana rápida” se trata de “préstamos para afrontar la emergencia”, reforzando al sector de la salud para aumentar su capacidad de compra de kits diagnósticos, de respiradores, de insumos para hospitales de campaña y de “cualquier otro elemento” que se necesite, incluyendo a la vacuna contra el coronavirus, “cuando esté lista”, detalló.

Dijo que “hay muchísima demanda” de esta línea de financiamiento y que “hace unos días” se aprobaron paquetes para 25 países, entre ellos cuatro latinoamericanos (Argentina, Paraguay, Ecuador y Haití).

El BM realiza “un ajuste” para asignar los préstamos, “en función de la población de cada país”, para definir “cuanto correspondería a cada uno”, y, en el caso de Uruguay, ya trabaja “en la preparación de uno de estos préstamos”, informó.

Respecto del debate que se registra en el mundo entre quienes sostienen que la primera prioridad es la salud y quienes hacen foco principal en la economía, la Dra. Ortega expresó el domingo 12 que “lo más coherente” que escuchó al respecto es que “podemos reconstruir la economía, pero no podemos resucitar a los muertos”.

Para el Banco Mundial la prioridad es “auxiliar a ambos lados”, subrayó la Representante Residente en nuestro país, que es abogada, de nacionalidad española, y es experta en el desarrollo del sector privado, especialmente en las áreas de promoción del comercio exterior y de la inversión extranjera directa.

Afirmó que, en la actual situación de paralización económica, quienes “no pueden dejar de salir a trabajar” diariamente “van a ser los más afectados”.

Cuando finalice la crisis sanitaria y la economía se recupere, “la pobreza no va a descender al mismo nivel inmediatamente”, porque “es mucho más difícil rescatar a los pobres al nivel donde estaban antes de la pandemia, que evitar que caigan en esa situación”, indicó.

La Dra. Ortega destacó el “dinamismo” de la investigación científica en Uruguay, por ejemplo en la elaboración de kits de testeo por parte de técnicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República y del Institut Pasteur de Montevideo –a nivel público- y de aplicaciones y otros elementos, en el sector privado.

Así, se pone a disposición tecnología “que es la que está en países de recursos bastante mayores a los de Uruguay”, convirtiéndose en un logro que “nos está dando lecciones a nosotros, a la región y puede que al mundo”, reflexionó.

 

Otras Noticias