Retorno de clases en zonas rurales supone la movilidad de 1.500 funcionarios y más de 10 mil niños

 Retorno de clases en zonas rurales supone la movilidad de 1.500 funcionarios y más de 10 mil niños

La Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) se manifestó en desacuerdo con el anuncio del gobierno de iniciar las clases en forma escalonada. Entienden que la reanudación de la actividad contradice los lineamientos de las autoridades sanitarias.

La secretaria general del gremio Elbia Pereira dijo a Informativo Carve de Cierre que esta movilidad, que afecta a unos 1.500 funcionarios y más de diez mil niños, además de su respectiva familia, podría ser un vector de posible transmisión de la enfermedad que podría afectar negativamente la situación sanitaria.

Pereira entiende que el anuncio no condice con lo que el gobierno le está pidiendo a los ciudadanos, de quedarse en casa. “Es una contradicción fundamental que no entendemos argumento de porque esto va en la incoherencia con la campaña que se está llevando adelante”, añadió.

En conferencia de prensa, el presidente Luis Lacalle Pou sostuvo que se trata de niños de las escuelas más alejadas “con menos conectividad” y donde “todavía no llegó el virus”.

Los niños que volverán a las clases presenciales representan menos del 4% de los escolares de todo país. Sin embargo, la FUM entiende que independiente de si “son pocos o muchos” en temas de salud un solo caso ya es “mucho”.

Otras Noticias