Director de Cátedra de Enfermedades Infecciosas: “Mantenernos encerrados es una buena estrategia” pero no es viable para siempre

 Director de Cátedra de Enfermedades Infecciosas: “Mantenernos encerrados es una buena estrategia” pero no es viable para siempre

El director de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, Julio Medina, estuvo en Informativo Carve del Mediodía, y defendió la idea de la “inmunidad de rebaño” y el regreso paulatino de las actividades.

El pronto llamado a cuarentena voluntaria al que se exhortó en Uruguay mantuvo controlada la situación sanitaria, explicó Medina. Actualmente, el número de casos indica que “no hay una diseminación intensa, una transmisibilidad intensa del virus en la comunidad a esta altura”, señaló.

Sin embargo, cuestionó que “esto no se puede sostener por mucho tiempo, porque la única forma de mantener estos niveles es mantener a la población confinada, y eso, pensado a tres meses, cuatro, seis, no parece realizable”.

“Hay que entender que en algún momento se van a tener que distender las medidas y cuando se distienden las medidas y las personas se movilizan va a haber transmisibilidad del virus y vamos a tener más casos. A lo largo de la semana o el próximo mes vamos a tener aumento de casos en la medida en que comience la movilidad”, subrayó.

Según entendió, “no nos podemos mantener en una burbuja durante meses, eso no es practicable para toda la sociedad” y añadió que “no podemos evitar que las personas se infecten”, ya que esto impide la generación de inmunidad.

En principio, “la estrategia más razonable, ya que no vamos a tener un tratamiento altamente eficiente y curativo tempranamente, ni una vacuna, es el distanciamiento social”, dijo. Aún así, eventualmente, es preciso “que las personas se vayan infectando y generando inmunidad, porque esto también va protegiendo a los demás”.

“Es lo que se llama inmunidad de rebaño, pero se requiere que muchas personas se hayan infectado en la población”, reiteró el especialista, y advirtió que, “mientras la mayoría de la población siga susceptible, el virus seguirá infectando”.

La clave, según Medina, es que el sistema de salud no se sobrepase, para lo que es preciso “medir muy bien” los números, y adecuar a las cifras los criterios mediante lo que se retorne a las actividades.

“Mantenernos encerrados es una buena estrategia, y fue eficiente, pero no puede ser viable a largo plazo”, sentenció.

Formas de contagio

El experto explicó que el contagio se da a través de microgotitas, y que por eso es preciso mantener la distancia social lo más posible, y tener en cuenta que pueden darse procesos de “aerosolización” en que el virus se sostenga en partículas en el aire.

Esto ocurre, principalmente, en sitios donde permanecen personas infectadas por el virus, como los hospitales. Además, a esto se le agrega la resistencia del virus frente a determinadas superficies como madera y plástico, sobre las que puede sobrevivir por días.

Mascarillas, ¿sí o no?

Respecto a las mascarillas como modo de precaución han habido discrepancias en la comunidad médica. Medina expresó que las máscaras quirúrgicas “tienen que quedar (disponibles) sí o sí para el personal de salud, que es el que está más expuesto y es el que tiene que cuidar luego a los pacientes”, punto que resaltó como el más importante.

Por otro lado, además, reiteró el concepto de la “falsa sensación de seguridad” al que varios profesionales de la salud y disciplinas se han referido en el último mes hablando sobre el coronavirus. Esto significa que la persona, considerando que está libre de peligro por llevar puesta la mascarilla, no respeta las normas de distanciamiento social, además de los riesgos que puede correr por hacer un uso inadecuado de la herramienta, por ejemplo al tocar su parte interna.

Sobre el nuevo protocolo

Acerca del nuevo protocolo de realización de test para Covid-19 que anunció esta semana el Ministerio de Salud Pública, el médico fue escéptico con la idea de que se han hecho pocos test. “Si uno mira la relación por millón de habitantes tenemos casi 1.800 test realizados por millón de habitantes”, observó, y dijo que en comparación con la cantidad de casos confirmados por millón de habitantes, unos 130, “estamos bien, Uruguay está en una posición bastante ventajosa”.

“Es algo nuevo testear a todas las personas con síntomas, es más amplio. Lo que pasa es que no siempre lo que parece mejor es lo que puede ser finalmente realizado. Al correr de las semanas vamos a poder saber si realmente esa estrategia tan abierta, tan extensiva de testeo se va a poder realizar desde un punto de vista logístico”, consideró.

Otras Noticias