En Uruguay una escuela es vandalizada o robada por día, según consejero de Primaria

 En Uruguay una escuela es vandalizada o robada por día, según consejero de Primaria


El consejero de Primaria, Héctor Florit, dijo a así nos va que los actos de vandalismo o robo en escuelas públicas se dan a razón de “por lo menos uno por día”, principalmente en el área metropolitana, seguido de algunas zonas del departamento de Maldonado, aunque señaló que “hoy no hay ningún departamento donde no estemos registrando hechos puntuales de violencia contra locales o intentos de robos”.

Florit indicó que el crédito anual que prevé la Anep para seguridad son $479.037.032, alrededor de 14 millones de dolares. “La licitación es global para 448 centros (de formación docente, UTU, Primaria y educación media) que monitorea el Codicen, ese es un presupuesto único”, dijo el consejero y estimó que en Primaria se destinan unos 6 o 7 millones. “Hay costos particulares”, agregó. “En el caso de Primaria 68 centros tienen vigilancia personalizada, guardias de seguridad privados que permanecen en el local durante 8 o 10, en algunos casos excepcionales 24 horas”, señaló.

“Lo más importante siempre es el vínculo con los vecinos. El blindaje social del entorno de la escuela no se sustituye por nada. De todas formas hay un conjunto medidas de seguridad: sistemas de alarmas, un sistema de monitoreo, un dispositivo con una empresa de seguridad que particularmente en la noche recorre los locales, y algún servicio 222 remanente. EL Ministerio del Interior ha tenido la política de minimizar los servicios de 222 para centros educativos y la colaboración a veces de la comunidad educativa segura”, señaló el consejero de Primaria y agregó: “Todas estas cosas están bien, creo que llevan un monto de dinero que duplica o triplica el que destinamos a la compra de material didáctico”. “Es un sinsentido que haya una parte tan importante del presupuesto educativo orientada a seguridad y vigilancia, y que no se destine a educar”, sentenció.

Para Florit se trata de “un fenómeno que da cuanta de niveles de anomia y desvinculación de algunos grupos, fundamentalmente jóvenes inadaptados, que atacan lo público en el entendido que lo público parece que no fuera de nadie cuando en realidad es el patrimonio común”. “Agravia el funcionamiento de las instituciones y duele”, dijo.

Escuche la entrevista completa:

Otras Noticias