Con los remates por pantalla, “en poco tiempo uno puede comprar 100, 200 vacas”

 Con los remates por pantalla, “en poco tiempo uno puede comprar 100, 200 vacas”

¿Qué le diría el presidente de Lote 21 a un productor renuente a participar en los remates virtuales de ganado?

“Primero, como productor vendedor, digo que cualquier ganado que yo ponga en la pantalla lo van a ver, no sé, por lo menos 30 personas más que lo que es un negocio particular”, arrancó diciendo Alejandro Nicolich, titular del consorcio y director de Nicolich & Compañía Negocios Rurales e Inmobiliarios.

Los remates de ganado en pantalla tienen “un beneficio en el precio, porque es probable que, en vez de negociar en su lugar, con sus vecinos, en su medio, esto salga a todo el departamento” o a “todo el país”, expresó el Dr. Nicolich en El Mercado Agropecuario.

Afirmó que, “para el vendedor, no hay mejor herramienta que venderlo ahí”, pero puntualizó que, “por supuesto que hay que tener lote, que tiene su costo porque hay que irlo a certificar”, gestiones que a los productores “les da pereza”, pero constituyen “un valor agregado”.

Para el comprador, es posible adquirir volumen “sin moverse”, lo que es “una comodidad” y genera “una agilidad que en otro momento no hay, porque uno cuando compra” físicamente “tiene que salir a verlo”, agregó en Carve.

Con esta modalidad de comercialización, “uno desde su casa, o desde su campo, puede estar viendo y operando y comprando con un ahorro de tiempo impresionante, ¿no?”, dijo Alejandro Nicolich.

Resaltó que hoy, “en poco tiempo, uno puede comprar 100, 200 vacas. Y bueno, eso antes no sucedía, había que recorrer. Hoy no es así. Aparte, tiene todos los datos de lo que está comprando”.

“Tanto es así que hay mucha gente que tiene inversiones acá y que necesita ser auditada que solo opera en los remates por pantalla”, expresó el presidente de Lote 21.

 

Otras Noticias