Informalidad laboral: el 38% de los jóvenes entre 18 y 22 años trabaja en negro

 Informalidad laboral: el 38% de los jóvenes entre 18 y 22 años trabaja en negro

Un estudio elaborado por el Siclab, un proyecto de Unión Capital AFAP que estuvo a cargo de Equipos Consultores y el Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, revela que a pesar de los intentos del gobierno por combatir el trabajo en negro, los ocupados de entre 18 y 29 años siguen presentando más informalidad que el promedio de los trabajadores. Mientras que la media de empleados en esta situación es del 24% en todo el país, la cifra asciende a 31% entre los más jóvenes.

La situación se agrava aún más al considerar a los que tienen entre 18 y 22 años, ya que el 38% de ellos no aporta a una caja de jubilaciones por su trabajo. Este porcentaje se ubica en 31% entre los de 23 y 26 años; mientras que los que tienen más de 27 están dentro del promedio del país. En otras palabras, cuanto mayor sea la persona, más posibilidades hay de que esté formalizada a nivel laboral.

Con respecto al nivel socioeconómico, más de la mitad de los que provienen de hogares pobres se encuentran en situación de informalidad. Esta tendencia se revierte en las clases medias y altas, que muestran un nivel de aporte mayor por su trabajo. Mientras que el 51% de los jóvenes de nivel socioeconómico bajo trabajan en negro, la cifra desciende al 19% en los niveles más altos.

Por otra parte, los jóvenes tienen intenciones de cambiar de empleo en los próximos seis meses de manera bastante más marcada que el promedio de los ocupados. Casi el 50% de los trabajadores de entre 18 y 22 años pretenden hacerlo en ese período, pero el número disminuye al 11% cuando se trata de las personas mayores de 60 años.

Sin embargo, los niveles de satisfacción en el empleo son más altos entre los jóvenes que en las demás edades. El 27% de los que tienen entre 18 y 22 años están muy satisfechos con su trabajo, una cifra que empieza a descender con la edad y alcanza su mínimo histórico a los 40: en ese momento, el 21% está muy satisfecho con lo que hace.

Marcos Rivero, gerente comercial de Unión Capital AFAP, analizó los datos de este relevamiento y dijo en conversación con Así nos va que “hay dos líneas de trabajo importantes” para combatir la precarización laboral: Destacó la necesidad de continuar con la fiscalización de las empresas “que son las responsables de que todos sus trabajadores estén en condiciones formales”, y dijo que “la otra gran herramienta es la educación y la difusión de los beneficios inmediatos, los beneficios futuros, y las consecuencias negativas de no estar formalizado uno mismo o no tener a los empleados formalizados”.

Escuche la entrevista completa:

 

Aquí puede acceder al informe completo.

Otras Noticias