Artigas, los factores climáticos y el trabajo de años que se puede ir “por la borda”

 Artigas, los factores climáticos y el trabajo de años que se puede ir “por la borda”

“Un productor de la zona de Guaviyú, de Arapey (Salto), frente a mi pregunta sobre qué era lo más importante para enfrentar una sequía me respondió: ‘Las 3 R’. Significaba reservas de pasto, reservas en el lomo de los ganados (buena condición corporal) y finalmente reservas de plata”, escribió el Ing. Agr. Danilo Bartaburu en el Nº 157 de la Revista del Plan Agropecuario.

En un trabajo que tituló “¿Qué hemos aprendido de las sequías en el Basalto? – Mirando los predios ganaderos” y publicó el 10 de marzo de 2016, el Ing. Bartaburu agregó: “Conozco productores que pusieron todos sus ahorros al servicio de una sequía, otros que con el producido del necesario ajuste de carga también bancaron el funcionamiento predial. Estrategias diferentes, pero en todo caso el disponer de las 3 R otorga tranquilidad, reduce la vulnerabilidad y mejora la resiliencia (capacidad de volver a la situación inicial)”.

Históricamente, el Norte del país se ve particularmente afectado por eventos climáticos. A menudo, pasan en poco tiempo de la sequía a la inundación, de un extremo a otro extremo, con todos los perjuicios que ambas situaciones generan.

“Antes” las secas “eran muy cíclicas” y se podían prever, pero hoy “todo esto ha cambiado”, dijo en Carve el médico veterinario Roque Omar Máximo, presidente de la Asociación Agropecuaria de Artigas.

Los factores climáticos pueden “tirar por la borda todo un trabajo de años”, reflexionó el gremialista y productor, que tiene un campo de 460 hectáreas en Colonia Artigas -en el centro del departamento- y se dedica a la cría vacuna y a los ovinos.

“Realmente nosotros enfrentamos situaciones muy difíciles”, desde la niñez y la juventud, cuando los que hoy son adultos acompañaban a “nuestros padres en el campo”, recordó.

Cuando el escenario climático es muy adverso se han vivido -y se viven- “situaciones complicadas, de mortandad severa” de animales y “a veces había que salir a vender todo urgentemente”, manifestó.

“Sólo viviéndolo se puede saber”, concluyó el presidente de la Asociación Agropecuaria de Artigas en El Mercado Agropecuario.

Otras Noticias