Arnaldo Gomensoro: “Es evidente que [Gavazzo] solo no lo podría haber hecho”

 Arnaldo Gomensoro: “Es evidente que [Gavazzo] solo no lo podría haber hecho”

Arnaldo Gomensoro dijo a Así nos va que Gavazzo “miente” al declarar ente el Tribunal de Honor del Ejército que actuó solo y señaló que han “encontrado mucha miseria y mucha mentira” desde la desaparición de su hermano.

José Gavazzo confesó ante el Tribunal de Honor del Ejército que en 1973 arrojó el cuerpo del tupamaro Roberto Gomensoro en aguas del río Negro. Según publicó El Observador, Gavazzo, junto a Jorge “Pajarito” Silveira confesaron horrores cometidos durante la dictadura ante siete generales del Ejército: el excomandante Guido Manini Ríos y el actual comandante en jefe del Ejército, José González, integraban ese tribunal.

Roberto Gomensoro fue detenido el 12 de marzo de 1973 y seis días después su cadáver apareció flotando en el río Negro, aunque en ese entonces no pudo ser identificado. En 2002 se confirmó que el cuerpo encontrado era de Roberto Gomensoro y en 2010 la Justicia, luego de varias actuaciones, procesó a Gavazzo y también al coronel Juan Carlos Gómez por este asesinato.

El Observador accedió al expediente de la justicia militar en el que Gavazzo confiesa que, luego de ser detenido Gomensoro, él mismo dio la orden de que no fuera interrogado y que permaneciera esposado a una silla. Pero allí lo habría encontrado muerto horas después.

Gavazzo dijo que otro comandante ordenó desaparecer el cuerpo y que fue él quien cumplió la orden. “Yo lo cargué al vehículo, yo manejé (…) lo llevé al lugar, lo bajé, lo puse en un bote y lo tiré del bote. Yo solo”, dijo en el documento. Pero el testimonio de Jorge Silveira contradice esta versión de la muerte de Gomensoro, ya que declaró que Gavazzo fue el responsable de torturar hasta la muerte al detenido.

El Tribunal de Honor resolvió que no había motivos para condenar militarmente a Gavazzo y a Silveira. También entendió que los exmilitares no habían afectado el honor del Ejército.

“Hemos tenido gente que ha peleado fuerte por verdad y justicia: periodistas, personal del juzgado, la gente de Serpaj, gente de presidencia, algunos jueces y algunos fiscales. Junto con eso, que a uno le daría una esperanza, hemos encontrado mucha miseria y mucha mentira, con actores de los mismos sectores y ni se dice del sector militar; desde el periodismo, los sectores políticos, asesores de la justicia, que han obviado, dicho medias verdades y ocultado determinadas cosas”, dijo Arnaldo Gomensoro en conversación con Así nos va.

“La cosa ya empezó con mentiras. Cuando lo secuestraron [a Roberto Gomensoro] estábamos en democracia, había un Parlamento que mal o bien funcionaba, Sanguinetti era ministro y sin embargo el Poder Ejecutivo mintió abiertamente al decir que se había fugado”, sostuvo su hermano y continuó: “Eso siguió en la dictadura, cuando hubo requerimientos internacionales y siguieron mintiendo abiertamente. Cuando esto se destapa en 2002 miente el médico que hizo la autopsia, cuando dice que le sacó las manos y la cabeza para preservarlo como prueba”.

Arnaldo Gomensoro sostuvo que “hay una serie de intervenciones de grupos de interés, gente dispuesta a trabajar acordando con otros grupos, mafias o logias, a efectos de llevar adelante la estrategia que habían acordado en 2008 los Tenientes de Artigas y parte de los tupamaros; donde entre combatientes se acuerda que todo esto se acabó y por lo tanto hay que echarle toda la culpa a Gavazzo y diez loquitos más, cuando la cosa era mucho más amplia”. “Hay mucha cosa donde ha participado mucha gente escondiendo parte de la verdad”, concluyó.

“Esta situación no hace que queramos estar muy reconfortados”, dijo Gomensoro y se refirió a la actuación del Tribunal de Honor, “donde participó la actual cúpula del Ejército”. “Los militares actuales creen que es honorable matar, asesinar, violar, robar. Se llaman artiguistas, sin embargo a mi me enseñaron que Artigas dijo ‘clemencia para los vencidos (…) respetar a los prisioneros’. Estos no son artiguistas”, sostuvo Gomensoro. “Se ha aprendido bastante poco de la dictadura hasta ahora, lo demuestra esta actitud del Ejército de entender que todo esto es honorable. Después de treinta y pico de años ya deberían haberlo aprendido”.

Según Gomensoro, hasta 2015 “el gobierno no tenía voluntad política” para juzgar la conducta de los efectivos militares durante la dictadura. Además, señaló que cuando realizaron el entierro de sus hermanos, Roberto y Hugo, “nadie se acordó de ir por ahí cuando supuestamente habían sido compañeros de lucha”. “No fue nadie [del MLN-T], es llamativo eso”, acotó.

Gomensoro se refirió a la posición del Frente Amplio, y especialmente del MPP, respecto a las Fuerzas Armadas. “Estas nuevas circunstancias dan para repensar las posiciones que uno ha llevado adelante, cuando hay un cambio en la realidad uno tiene que adecuar su discurso político, creo que es necesario que se discuta dentro de la fuerza [MPP] y tomen decisión sobre lo que entiendan mas correcto”. “Lo digo de esta agrupación pero también de otras que han tenido diferentes posiciones, hay que entender que el Frente Amplio no es totalmente unánime ni debería serlo”, sostuvo Gomensoro y agregó: “Acompaño a aquellos que dicen que habría que repensar ese tipo de cosas pero tiene que resolverlo el Frente Amplio”.

“Uno no puede creer que gente de derecha va a aplicar una política de derechos humanos como uno quisiera, eso es evidente”, sostuvo Gomensoro respecto a lo que podría suceder si la oposición resultara electa en los comicios nacionales.

Escuche la entrevista completa:

Otras Noticias