Cambiaron los motores de crecimiento del PBI y hay que volver a factores “más sostenibles”

 Cambiaron los motores de crecimiento del PBI y hay que volver a factores “más sostenibles”

La economía uruguaya, aunque “ha mantenido” el crecimiento “sobre bases anuales”, presenta “claramente” un “enlentecimiento del ritmo de crecimiento” y en este periodo de gobierno el PBI (Producto Bruto Interno) finalizará con un aumento “de 1,5-1,7 en promedio”, dijo en El Mercado Agropecuario el Ing. Agr., Máster en Economía y Dr. en Economía Aplicada Marcel Vaillant, docente e investigador del Departamento de Economía (Decon) de la Facultad de Ciencias Sociales (FCS) de la Universidad de la República (UdelaR).

Agregó que “en estos últimos años” han cambiado “los motores de crecimiento” de la economía, porque el incremento “se ha basado mucho” en el aumento de la demanda interna, la caída de las inversiones, la pérdida de competitividad y el encarecimiento en dólares del país, entre otros factores.

Los indicadores “muestran que esta modalidad no es posible de mantener a futuro” porque “produce falta de equilibrio y estabilidad en las cuentas macroeconómicas básicas”, lo que se expresa -entre otras cosas- en un déficit del sector público que está “en niveles preocupantes”, expresó.

Vaillant subrayó en Carve que nuestro país “tiene que buscar su motor de crecimiento en lugares más sostenibles”, como por ejemplo recuperar niveles de inversión -que hoy “están muy bajos”-, mejorar la competitividad del país y expandir “los motores competitivos” de la economía.

Entre éstos, recuperar, también, la relación entre inversión y producto, y particularmente recuperar el anterior nivel de inversión extranjera directa, que le permitió al Uruguay “ampliar (…) sus capacidades productivas” y “diversificar los productos” con los que se inserta en el mundo, indicó Vaillant.

Enfatizó que, en una economía pequeña como la nuestra, la modalidad de inserción internacional es clave y el país padece “las frustraciones y los problemas que ha tenido el proceso de integración a nivel regional”, y ha subordinado su “relación de política comercial como país, en relación a terceros mercados, dentro del Mercosur”.

No obstante, destacó que, “unilateralmente, Uruguay ha mantenido políticas comerciales de apertura” e internacionalización, pero remarcó que, en lo relativo a “acuerdos recíprocos de acceso” a mercados, “la verdad que el comportamiento ha sido muy frágil”.

Nuestro país exporta “bienes intensivos en recursos naturales, productos agroalimentarios”, que “en el mundo se comercializan básicamente sobre la base de acuerdos preferenciales”, explicó.

Los niveles de protección de los mercados en el rubro son “altos” o “relativamente altos”, y “estamos enfrentándonos a dificultades de acceso al mercado crecientes en los países compradores demandantes netos de productos agroalimentarios”, dijo el docente e investigador del Decon de la FCA/UdelaR.

A su vez, estos países demandantes de alimentos “tienen políticas comerciales proteccionistas” y muchos firmaron “acuerdos preferenciales con otros países exportadores -rivales exportadores nuestros-, que acceden en mejores condiciones” que Uruguay, advirtió Marcel Vaillant.

 

Otras Noticias