Inia: herramientas de genómica permiten intervenir para evitar desarrollo de enfermedades

 Inia: herramientas de genómica permiten intervenir para evitar desarrollo de enfermedades

Es “una maravilla” poder aplicar estas tecnologías, que permiten “emular fenómenos naturales” como mutaciones que “están presentes en la naturaleza” y que el hombre lo que ha hecho es “seleccionarlas”, dijo en El Mercado Agropecuario el coordinador de la Unidad de Biotecnología del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (Inia), Ing. Agr. y Dr. en Biología Marco Dalla Rizza.

La edición genómica permite hacer “mutaciones dirigidas” porque “sabemos qué es lo que queremos modificar y vamos a ese lugar”, explicó.

“Una modificación requiere un proceso de selección y verificación de que el efecto buscado se ha manifestado, sin generar una alteración” indeseada, puntualizó en Carve.

En el lenguaje coloquial, se alude a la edición genómica como la técnica de “corta y pega”.

Por edición genómica “se entiende un tipo de ingeniería genética en la que el ADN es insertado, eliminado o reemplazado en el genoma de un organismo, utilizando enzimas del tipo nucleasas denominadas tijeras moleculares”, señala el Dr. Ing. Agr. español Juan-Ramón Lacadena en el portal BioeticaWeb.

Una nueva técnica -llamada CRISPR-Cas9- ha popularizado y “democratizado” su utilización, al acortar los tiempos y los costos, agrega Lacadena, que es profesor emérito de la Universidad Complutense de Madrid.

Uno de los trabajos que desarrolla la Unidad de Biotecnología del Inia refiere a una forrajera nativa -Paspalum dilatataum- que se ve afectada por el hongo Claviceps paspali, que ataca solamente una parte de la planta (el pistilo) y forma una estructura vegetativa que “sustituye a la semilla y tiene la capacidad de formar alcaloides que son tóxicos para los animales”, indicó el investigador.

El citado hongo está presente en todo el país, causa diversas enfermedades e, incluso, mortandad animal.

Apuntando a “incorporar resistencia genética” al Claviceps paspali, ya se dispone de información que permitirá, por ejemplo, estudiar “qué genes están interactuando entre el hongo y la planta a nivel del pistilo, infestado y no infestado”, expresó.

El Ing. Dalla Rizza manifestó que el objetivo final en este caso es “buscar interrumpir este diálogo que se da entre el hongo y la planta, para que no se desarrolle la enfermedad”.

 

Otras Noticias