Ande: crear más Centros de Competitividad Empresarial, con enfoque territorial

 Ande: crear más Centros de Competitividad Empresarial, con enfoque territorial

“Promovemos la alianza entre los actores públicos, privados y de conocimiento, para desarrollar iniciativas en las siguientes áreas: productivas, de formación y capital humano, de fortalecimiento de las capacidades institucionales y de capital social territorial”, se informa en el sitio web de la Agencia Nacional de Desarrollo (Ande).

Junto con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), la Agencia financia el proyecto Centros de Competitividad Empresarial (CCE), cuyo objetivo general es crear espacios donde Mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas), productores familiares, cooperativas y emprendedores de un territorio determinado puedan acceder a “una oferta de apoyo integral para su crecimiento y desarrollo”, se agrega.

En el portal se indica que contribuir a la reducción de “las asimetrías territoriales de las empresas del Interior y generar incentivos para mejorar las políticas públicas de fomento de ejecución territorial” es un objetivo específico.

Con el mismo marco conceptual funciona el Programa de Apoyo al Fomento de la Competitividad Territorial.

La responsabilidad de dirigir el proyecto CCE corresponde a un comité integrado por el Ministerio de Industria, Energía y Minería (Miem), la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), la Secretaría de Transformación Productiva y Competitividad, el Inefop y la Ande.

Los dos primeros CCE se crearon en Rivera (Agraciada 416) y Tacuarembó (Gral. Flores 270 esquina 25 de Agosto), en abril de 2018.

La Ande no tiene oficinas propias en el Interior del país. Opera mediante instituciones que sí las tienen, cumplen el rol de intermediarias y son las que “trabajan directamente con los beneficiarios”, explicó en El Mercado Agropecuario la economista Paula Cobas, gerenta de Articulación Productiva de la Agencia.

“Desarrollar y fortalecer las capacidades de las instituciones locales intermediarias”, para “garantizar” por esta vía “el acceso” de los interesados en obtener los apoyos constituye el modo de operar de la Ande en esta línea de trabajo, agregó en Carve.

En su marco general de labor, en el período 2016-18 la Ande ha otorgado a emprendimientos agropecuarios (con énfasis en Mipymes) 1.200 créditos por un total de U$S 10.700.000, y apoyos financieros para desarrollar bienes y servicios por U$S 3.300.000.

Fundasol, Proleco, Claldy y Copagran son algunas de las entidades intermediarias que integran una red nacional que permite a la Agencia Nacional de Desarrollo llegar a productores agropecuarios de todo el país.

 

Otras Noticias