¿Qué pasará con el personal que desafecte la automatización, “especialmente en el agro”?

 ¿Qué pasará con el personal que desafecte la automatización, “especialmente en el agro”?

“Lo primero” que hay que hacer en relación a los cambios necesarios es “salir y pensar ‘fuera de la caja’”, recomendó en Carve el director de Managerial Escuela de Negocios, Carlos Herman.

Agregó que la educación “no nos prepara para ver qué hay más allá y si se vienen algunos nubarrones”, porque “sigue estando rígida todavía”.

“El pensamiento lateral podría provocar el perderle miedo a los cambios”, sostuvo el Cr. Herman, que es consultor, capacitador y asesor de empresas en Uruguay, Argentina y otros países de América Latina.

Se trata de un concepto y un método de pensamiento para resolver problemas de manera imaginativa, no ortodoxa, distinta a los procedimientos del pensamiento lógico, desarrollado por el Dr. Edward de Bono, que está considerado como “el padre del pensamiento sobre el pensamiento”.

Nacido en Malta en 1933 y con formación británica, De Bono es un médico especializado en psicología y fisiología que, entre muchas otras obras, escribió  “Seis sombreros para pensar” en 1985, donde el sombrero blanco refiere a los hechos, el rojo a las emociones, el amarillo al juicio positivo, el negro al juicio negativo pero constructivo, el verde a las alternativas y la creatividad, y el azul se encarga del proceso de control de todos los demás sombreros.

Carlos Herman manifestó en El Mercado Agropecuario que hay empresarios “que prefieren morir” antes que aceptar los cambios necesarios y reconvertirse.

Indicó que en esos casos se registra esta secuencia de hechos: “Sabés que hay que reconvertir pero no reconvertís. No invertís, no te reconvertís. No te reconvertís y terminás muriendo”.

“Sabemos que hay que automatizar, que vivimos en un mundo globalizado, que vamos a tener las mismas computadoras y los mismos procesadores en el 2030, todos en el mundo” y que “ya no va a haber desajustes de tiempo entre continentes”, enfatizó.

Sobre esa base, dijo que “hay que empezar a visualizar el cambio desde ahora” y aludió a “la cuarta revolución industrial”, a la que en una nota anterior definió como un fenómeno basado en “tres patas, que son la automatización, la globalización y la digitalización”, proceso que “va a sacudir empleos y empresas” en un grado mucho mayor que el observable actualmente.

El director de Managerial Escuela de Negocios se preguntó “qué va a pasar con el personal que va a quedar desafectado por la incorporación de lo que son los procesos de sistematización, y especialmente en el agro”.

 

Otras Noticias