Estrés calórico: recomendaciones sobre alimentación, infraestructura y manejo del rodeo

 Estrés calórico: recomendaciones sobre alimentación, infraestructura y manejo del rodeo

“Las altas temperaturas pueden ser un factor de riesgo para la productividad de los vacunos e incluso, en algunas situaciones, para su vida. Debido a esto, es importante conocer cómo influye la situación climática sobre los animales y cómo puede afectar la performance animal”, afirmó el Ing. Agr. y Máster en Ciencias Gonzalo Becoña en un trabajo del Instituto Plan Agropecuario titulado “Recomendaciones para el rodeo vacuno frente a las altas temperaturas”.

Al analizar los efectos del ambiente, la temperatura del aire es “la condicionante más importante que determina disminuciones en el potencial de producción” y “el rango de temperaturas de confort para el animal se sitúa entre una mínima de 10ºC y una máxima de 25ºC”, agregó Becoña, que es técnico del Plan en el área de Capacitación y Extensión.

El efecto de las elevadas temperaturas se agrava con la alta humedad, “ya que disminuye el potencial de vaporización de la piel y la respiración, medidas que posee el animal para disipar calor”, explicó en el trabajo, que tiene también una versión en video.

“La actividad ruminal genera un aumento en el calor metabólico, por lo que la primera acción es disminuir el consumo voluntario de alimentos y aumentar el consumo de agua. Las disminuciones en la ingesta de alimentos por efecto de altas temperaturas (27ºC vs 10ºC) pueden llegar a un 25%. Si, a su vez, se acompañan de alta humedad, pueden llegar a un 30%”, advirtió el técnico del Plan.

Becoña expresó que el estrés por intenso calor altera comúnmente el sistema inmunitario de las reses, “aumentando la susceptibilidad a enfermedades infecciosas”, como por ejemplo la queratoconjuntivitis.

Y resaltó la importancia de la sombra para proteger al ganado: “Se ha probado que en vacunos de carne (Hereford) las ganancias de peso de los que contaron con sombra son un 17% más” de las de aquellos “que no contaron con sombra”.

El técnico del Plan Agropecuario indicó en el trabajo que “las sombras naturales son las más efectivas” porque, “además de disminuir la incidencia de la radiación, producen una disminución de la temperatura del aire por la evaporación de las hojas”.

El Ing. Agr. Gonzalo Becoña formuló recomendaciones sobre alimentación, infraestructura y manejo de los animales para atenuar los impactos negativos del estrés calórico. Se puede acceder al video y a la versión escrita ingresando al sitio web del Instituto (www.planagropecuario.org.uy).

 

Otras Noticias