Federico Comesaña: La situación fiscal “no es sostenible en un mediano plazo”

 Federico Comesaña: La situación fiscal “no es sostenible en un mediano plazo”


El rojo de las cuentas públicas se ubicó en los 12 meses cerrados a diciembre en 2,7% del Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo a lo informado ayer por el Ministerio de Economía y Finanzas. Esto implica una mejora de 0,8% respecto al registro de 2017 en la medición contable que incorpora el efecto “cincuentones”.

Desde octubre, el efecto “cincuentones” tiene un impacto relevante y el déficit se ha visto abatido en más de un punto del PIB por los ingresos que recibe el Banco de Previsión Social (BPS) desde las AFAP. Sin el efecto de los cincuentones el rojo de las cuentas públicas empeoró en la comparación interanual y pasó de 3,5% del PIB en diciembre de 2017 a 4% del PIB en diciembre 2018. El dato de 4% está por fuera de la meta que estableció el gobierno en la última Rendición de Cuentas. Allí se preveía terminar el año con un déficit fiscal equivalente a 3,3% del PIB, para bajar a 2,8% en 2019.

Federico Comesaña, periodista especializado en economía y columnista de Así nos va, consideró que “el resultado comparable con años anteriores es el 4%” y señaló que “esto nos deja en una peor situación de lo que estábamos en 2017 cuando el déficit era de 3,5%”.

“No es caprichoso que se le saca el efecto cincuentones”, indicó Comesaña y explicó que “el fondo de la seguridad social que prevé la ley de cincuentones agrega los fondos que venían de las AFAP de aquellas personas que deciden renunciar y volver al régimen solidario a través del BPS; eso implica que al estado le ingresa plata, pero esa plata queda congelada dentro de ese fondo y sólo se puede utilizar para pagar las jubilaciones que se van a generar cuando esas personas efectivamente se retiren”.

El periodista señaló que el déficit promedio de los cuatro años del segundo gobierno de Tabaré Vázquez es de un 3,7%, lo que se encuentra “muy por encima del 1,7% que tenía el gobierno anterior y del 0,7 del primer gobierno de Vázquez”. “Si lo vemos en tendencia gobierno a gobierno hay un deterioro creciente de las cuentas públicas”, sentenció.

Comesaña consideró que esta situación fiscal “no es sostenible en un mediano plazo”: “Si Uruguay hoy tiene un 4% pero logra reducir el déficit en los próximos años no va a tener problemas, el problema va a estar si no logra reducir el déficit fiscal y acumula años con un déficit de estas características”. El analista señaló que el déficit fical previsto para este año es de un 2.7%, sin embargo los analistas dudan de que el gobierno cumpla la meta, y la mediana de los especialistas estiman que se ubicará en un 3.8%. “La brecha entre lo que aspira el gobierno y lo que entienden los analistas es cada vez mayor”, dijo el periodista.

“Llama la atención hoy en día que se hable de aspiraciones de bajas de impuestos y tarifas durante la próxima administración que va a tener una situación fiscal comprometida y, a diferencia de esta administración, va a estar urgida de mostrar una reducción rápida de estas cifras fiscales”, concluyó.

Escuche el análisis completo de Federico Comesaña en Así nos va:

Otras Noticias