El “Gran Hermano” camionero que genera tensiones entre las gremiales del transporte

 El “Gran Hermano” camionero que genera tensiones entre las gremiales del transporte

El pasado martes el Ministerio de Transporte emitió una resolución firmada por el ministro Víctor Rossi mediante la cual se fijó el cronograma para que las empresas de transporte de carga profesional por carretera -tanto nacional como internacional- ingresen al Sistema Integral de Control de Transporte de Carga, conocido por su sigla Sictrac. El llamado “Gran Hermano” del transporte terrestre.

La implementación del Sictrac fue a impulso del gobierno que entendió que este sistema -de carácter obligatorio- permitirá regular el transporte de carga en Uruguay y crear condiciones de competencia entre los distintos actores. ¿En qué consiste? En la colocación de un dispositivo electrónico en cada camión que utilice las carreteras nacionales (una especie de GPS) que le permitirá al Ministerio de Transporte tener información en tiempo real de por dónde circulan los vehículos, quién los conduce y en qué horarios, y las características de la carga (de dónde trae la mercadería, qué cantidad traslada y cuál es su destino).

Este dispositivo complementa a la llamada Guía Electrónica de Transporte de Carga que se estableció por ley en el 2001 y que obligó desde aquel entonces a que todo transporte de carga terrestre que se realice en el país cuente con un papel en el que se detalle el vehículo, el origen y destino del viaje, el itinerario del traslado, el peso bruto de la carga trasladada, la fecha y la hora de inicio del viaje, entre otros datos.

Según dijo el ministro Rossi a mediados de diciembre en la comisión de Transporte del Senado, actualmente se está en la primera etapa de colocación de los dispositivos electrónicos. “Ya se han instalado 100”, precisó, de los más de 10 mil que deberán instalarse.

De acuerdo a la resolución que sacó la cartera de Transporte el pasado martes, en la primera etapa los dispositivos se instalarán en los vehículos que transporten cargas mayores a 8.500 kilos, y será gradual dependiendo de la cantidad de camiones que tenga la empresa. En la segunda etapa estarán obligadas las empresas que tengan vehículos de menor porte.

Pero lo cierto es que no todos están convencidos en el sector. Lo dijo el propio Rossi ante los legisladores: “Al principio había un cierto entusiasmo por parte de los propietarios y los trabajadores de los camiones, quienes junto a los representantes del Ministerio de Trabajo y de Transporte participaron de un acuerdo (…) Ahora han surgido algunas dudas justamente de parte de quienes inicialmente impulsaban todo esto, pero nosotros tenemos decidido avanzar por este camino”.

A esto, el secretario de Estado agregó: “No me sorprende que, a pesar del empuje inicial, al momento de aplicarlo haya algunas dudas y especulaciones porque la verdad es que todavía hay un amplio sector del transporte de carga del país que no cumple absolutamente con todas las normas y las obligaciones. Y ese margen se reducirá sustancialmente si logramos éxito en este sistema”.

Y efectivamente las dudas entre los empresarios del transporte de carga son muchas, y empezaron a circular por WhatsApp. Según pudo saber Así Nos Va, en algunos grupos que se crearon en esa red social los mensajes de transportistas a favor y en contra del Sictrac empezaron a generar rispideces en las últimas semanas y hay quienes anuncian el inicio de un conflicto en el sector.

Las dudas rondan, por ejemplo, en el rol que jugará en la implementación de todo el sistema la Intergremial de Transporte Profesional de Carga Terrestre del Uruguay (ITPC), organización que nuclea a las asociaciones gremiales y cámaras empresariales de las compañías empresas dedicadas al transporte de carga.

Otro punto que está a discusión son los costos que trae aparejado para los empresarios la implementación del sistema: el valor de los dispositivos por camión (según pudo saber Así Nos Va se maneja una cifra que ronda los 200 dólares por aparato), la tecnología de transmisión de datos que se precisa en cada camión para que el dispositivo funcione y la cuota mensual que se deberá pagar para financiar las licencias sindicales.

¿De qué se trata esto último? De acuerdo al acta de consejos de salarios firmada el 2 de enero, con la implementación del Sictrac cada empresa le deberá pagar al Sindicato Único del Transporte de Carga y Ramas Afines una cuota mensual de 29,30 pesos por cada unidad de monitoreo que coloque en sus camiones a los efectos de financiar a licencia sindical.

Acta Consejo Salarios by on Scribd

Este martes tendrán lugar dos reuniones: antes del mediodía se reunirán algunas gremiales que no están a favor de la implementación del Sictrac y que en horas de la tarde pretenden trasladar lo conversado a las autoridades de la Intergremial de Transporte Profesional de Carga Terrestre del Uruguay.

Otras Noticias