Alimentos cannábicos y regulación: ¿cómo se fiscaliza la venta de productos que contienen cannabis psicoactivo?

 Alimentos cannábicos y regulación: ¿cómo se fiscaliza la venta de productos que contienen cannabis psicoactivo?


A partir de la regulación de la producción y el expendio del cannabis en Uruguay algunas personas encontraron en la marihuana un nicho para desarrollar emprendimientos. En los últimos tiempos es posible encontrar en playas y redes sociales personas vendiendo alimentos que contienen cannabis de uso recreativo.

“Hay un componente de regulación genérica de los alimentos que se aplica para los productos que puedan tener cannabis o alguno de sus componentes, por tratarse de cannabis hay un eslabón específico de esa cadena de autorizaciones y controles que corresponde a la institución regulatoria, que puede ser competencia de IRCCA, o en otros casos del Ministerio de Ganadería, del Ministerio de Salud Pública o bromatología departamental”, dijo a Así nos va Martín Rodríguez, director ejecutivo del Instituto de Regulación y Control del Cannabis.

“La norma uruguaya prevé que no podría haber alimentos con cannabis psicoactivo para uso recreativo”, especificó Rodríguez y recordó que el acceso a marihuana de uso no médico está habilitado a través de tres vías: el cultivo doméstico, los clubes de membresía y el registro para su compra en las farmacias autorizadas. Actualmente hay 42 mil personas registradas para obtener marihuana entre estas tres formas de acceso.

“En el caso de que llegue una denuncia al IRCCA nuestro instituto la analiza y evalúa lo que es de su competencia para identificar qué tipo de intervención hacer y ver si correspondería alguna sanción”, explicó Rodríguez. Dentro de las competencias del instituto las sanciones podrían variar desde apercibimientos, multas o eventualmente clausuras de locales. “En este tipo de casos en general hablamos de producciones de corte más artesanal, donde no hay infraestructuras empresariales por detrás”, dijo el director del IRCCA y señaló que actualmente hay “dos procesos que estamos coordinando con la Intendencia de Montevideo, El MSP y la Policía de actividades vinculadas a ventas de alimentos con derivados del cannabis”.

Rodríguez advirtió sobre los riesgos de la compra y consumo de alimentos con cannabis psicoactivo, en este sentido dijo que “por tratarse de la vía ingerida, que es la que presenta mayor retardo, en general se presentan mayores riesgos o se requiere de un buen conocimiento del producto para poder dosificarlo adecuadamente” y que “no conocer lo que contiene y en qué concentración presenta un riesgo adicional”.

El jerarca señaló que “existe la posibilidad legal de producir alimentos con cannabis” en caso de tratarse de una variedad no psicoactiva o cáñamo, que debería provenir de una empresa autorizada por el Ministerio de Ganadería.
Rodríguez indicó a Así nos va que “la vía más masiva de acceso que mantiene una tendencia de registro sostenida es la de las farmacias”, y señaló que “no se trata de nuevos consumidores necesariamente, sino de personas que son usuarias y optan por acceder al cannabis a través de una vía regulada en el marco de la ley”.

En el mes de noviembre el Gobierno abrió un llamado a nuevas empresas que deseen incorporarse al sistema de producción de cannabis para expendio en farmacias, Rodríguez puntualizó que “actualmente hay dos empresas privadas que tienen responsabilidad para producir y distribuir el cannabis, la decisión de incorporar nuevas empresas va de la mano de poder aproximar el volumen de producto disponible a la demanda presente y la demanda proyectada”, y agregó: “El número de personas registradas para comprar en farmacias ha sido creciente y con una tendencia sostenida al alza, por lo tanto la decisión de aumentar la oferta incorporando nuevas empresas que permitan hacer eso es un esfuerzo para aportar a una solución estructural”. “Cuando el sistema no logra abastecer adecuadamente la demanda genera insatisfacción, genera molestia y una inequidad entre personas que logran hacerse del producto por vía legal y otras que no tienen esa posibilidad y eventualmente podrán optar por otra vía legal o en el peor de los escenarios abastecerse de una vía ilegal”, reconoció el director del IRCCA.

Escuche la entrevista completa:

Otras Noticias