Serra (DGI): “No estamos dispuestos a negociar la gestión con el sindicato”

 Serra (DGI): “No estamos dispuestos a negociar la gestión con el sindicato”

Los funcionarios de la DGI sindicalizados en la Asociación de Funcionarios de Impositiva (AFI) rechazan un nuevo decreto del Ejecutivo, que cambia la forma de pago de las primas por desempeño, señalando que implica “una rebaja salarial”. El director de Rentas, Joaquín Serra, declaró en CIERRE 850 que decir eso “es irresponsable”.

“Decir que los cambios que definió el gobierno en las metas son rebaja salarial, es irresponsable. Siempre estuvo claro que los pagos por metas se otorgan si éstas se cumplen. Además, no todo puede negociarse con el sindicato”, señaló Serra.

“En DGI el salario promedio nominal de un profesional es $ 126.000 y de los administrativos $ 65.000. Sobre esos fijos, si se cumplen ciertas metas, se hace un pago anual de 15% del ingreso anual total ($ 200.000 para el profesional promedio o $ 120.000 para el administrativo promedio), a cobrar en marzo “, explica Serra.

“Hasta hoy las metas son solo grupales, pero hoy hay 500 metas grupales y es difícil entender para dónde va la organización. Por eso el nuevo decreto mantiene el monto total de la prima –sigue siendo 15% del total anual- pero 10% de eso dependerá de metas institucionales, que definen claramente el rumbo”, explicó Serra en CIERRE 850. Entre esas metas está la recaudación –obviamente- y la presentación de declaraciones juradas.

“Por eso decimos que no hay rebaja salarial ni afectamos derechos: cualquier trabajador que trabaje a comisión o a productividad o sabe que el pago variables depende de las ventas o del cumplimiento de un objetivo. Lo que pasa es que en la cultura del funcionario público es muy difícil incorporar el concepto de productividad. Pero hay que introducirlo si queremos tener un Estado moderno: tenemos que medir los resultados de nuestras acciones”.

“Vamos a introducir una meta de eficiencia recaudatoria, para controlar los gastos, a pesar de que Uruguay ya es bastante eficiente (0,8%). Nosotros y los funcionarios tenemos que cuidar los recursos. Ojalá todo el Estado se gestionara así, sería mucho más eficiente y transparente, con los funcionarios alineados a los objetivos y preocupados por no gastar más de lo necesario”, reflexionó Serra.

El representante de AFI, Aidemar González, dijo en CIERRE 850 que las nuevas metas institucionales no se cumplen y que fue una decisión unilateral, sin dialogar con el sindicato. Serra respondió que los trabajadores de DGI han tenido beneficios como en ninguna otra área del Estado.

“Este año logramos un ajuste de 6% real para 2/3 de los funcionarios, viabilizando ascensos para 40% de los funcionarios profesionales, todo lo cual costó $ 120 millones”, remarcó Serra. “El 10% correspondiente a las metas institucionales implica $ 4 millones”, remarcó Serra.

“Además, hay un problema conceptual: estos sistemas de pago variable son herramientas de gestión y el Estado –creo- no las tiene que negociar con nadie, porque no hay co-gestión con los sindicatos”, agregó el director de Rentas. “Que el sindicato pueda decidir el tipo de incentivos, no estamos dispuestos a negociarlo”, remarcó.

Otras Noticias