Lo que está y lo que quedó por el camino en el programa del FA

 Lo que está y lo que quedó por el camino en el programa del FA

El Palacio Peñarol fue el escenario del Congreso del Frente Amplio donde se proclamaron las candidaturas de Daniel Martínez, Carolina Cosse, Mario Bergara y Oscar Andrade y se aprobó el programa de gobierno para el período 2020-2025.

Si bien no hubo grandes enfrentamientos, durante la sesión del Congreso quedaron a la vista las diferencias de enfoque en temas importantes como la seguridad y la economía.

En materia económica se logró frenar una moción que planteaba rever la tasa impositiva del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), aumentar el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) al capital (IRPF), revisar el Impuesto al Patrimonio y aprobar un impuesto a las altas jubilaciones militares.

Después de una negociación en los vestuarios del Palacio Peñarol, se logró rebajar esas disposiciones. En el diálogo jugaron un papel fundamental el subsecretario de Economía Pablo Ferreri y el subsecretario de OPP Santiago Soto.

Al final se aprobó una moción mucho más moderada, que deja en condicional las mencionadas modificaciones tributarias.

¿Qué es lo que dice?

Se plantea “buscar la posibilidad de avanzar en diferenciar la capacidad contributiva en las grandes empresas y pequeñas y medianas” a la hora de tributar el IRAE”. Así como “analizar” el aumento de aportes del IRPF categoría I (capital). En tanto, se habla de “completar la reforma militar mejorando las fuentes de financiamiento de manera progresiva”.

Pero si se quiere la discusión inesperada tuvo que ver con la seguridad, porque se decidió derogar una ley aprobada por el gobierno de José Mujica que endurecía las penas a menores. La norma en cuestión fue aprobada en 2013 por el Parlamento, tras un acuerdo multipartidario alcanzado entre Mujica y la oposición por el cual se establecía la prisión preventiva para delitos graves y gravísimos. Así como la conservación de los antecedentes de los menores infractores.

El Movimiento de Participación Popular, sector al que pertenece el ministro Eduardo Bonomi, trató de impedir la derogación pero no lo logró. La que defendió esta postura fue la senadora del MPP Patricia Ayala:

Por su parte, la exvocera del NO a la BAJA y directora de Desarrollo Social Fabiana Goyeneche defendió la derogación de la ley como estaba planteada en el programa de gobierno. Sostuvo que “conservar este tipo de leyes va por un camino de retroceso y este programa tiene que tratar de profundizar derechos”:

Escuche el informe completo:

Otras Noticias