El petróleo Brent podría llegar a U$S 90, para luego virar “en sentido contrario”

 El petróleo Brent podría llegar a U$S 90, para luego virar “en sentido contrario”

El petróleo “sigue manteniendo intactas sus tendencias alcistas desde los mínimos de 2015”, pero, “cuando se analizan las estructuras desde una perspectiva de largo plazo, surgen evidencias de que tal vez el recorrido al alza restante es ya marginal”, escribió hace nueve días en su cuenta de Twitter el broker y trader español Pablo Gil, refiriéndose al Brent.

En un video en el que difunde su análisis de la situación actual del mercado, Gil afirmó que “todavía podríamos tener (…I un nuevo impulso, que dejase completado el recorrido hacia la ‘zona de techos’” en los precios.

Inmediatamente, agregó que “da la sensación de que una vez alcanzado 90, y de ahí hacia arriba, lo más razonable teniendo en cuanta las señales, las directrices de largo plazo y la zona pivote existente, es que aquí dejemos de jugar ya escenarios de petróleo al alza y empecemos a trabajar con escenarios en sentido contrario”.

“Es decir, a partir de estos puntos creo que la relación riesgo-beneficio de estar en el petróleo no tiene ningún sentido cuando se juegan estrategias alcistas, sino todo lo contrario” y por lo tanto “habría que buscar oportunidades de venta con stocks por encima de esas grandes directrices que hemos visto que están activas desde el año 2008”, reflexionó.

Gil puntualizó que la situación del West Texas Intermediate (WTI) -petróleo estadounidense del Golfo de México- “no difiere demasiado” de la del Brent. Antes del Brent, el West Texas era la referencia para Uruguay. Ambos son, junto con el Dubai, los principales tipos de petróleo del mundo.

El Brent pasó de una cotización de 58,44 U$S/barril el 25 de octubre de 2017 a una de 76,66 ayer -exactamente un año después-, luego de un pico de 85,02 el día 3 de este mes.

“El miedo y la especulación se imponen; los mercados petroleros ignoran la realidad”, tituló la analista especializada Ellen Wald una columna suya publicada en el sitio web español Investing.Com el 4 de octubre pasado, en un marco de cotización del petróleo por encima de los 80 dólares el barril, precisamente.

Wald, que tiene un Doctorado en Materias Primas, expresó que “los dos factores más importantes que afectan a los mercados del petróleo” en este momento “son el miedo y la especulación basada en ese miedo”.

“Lo que provoca ese temor es que en algún momento durante los próximos meses no haya suficiente petróleo disponible en el mercado mundial para satisfacer por completo la demanda de los clientes. La especulación es en torno a que este miedo va a impulsar los precios del petróleo hasta los tres dígitos. ¿Pero son estas preocupaciones consecuentes con la realidad?”, preguntó luego la analista.

Aunque Khalid al Falih, ministro de petróleo de Arabia Saudita -el mayor exportador de petróleo del mundo-, declaró que “no hay un solo cliente que haya solicitado un barril desde junio y no se le haya suministrado” y Rusia anunció que su producción aumentó en 150.000 barriles al día en setiembre -y Vladimir Putin dijo que su país podría aumentar su producción en otros 300.000 barriles al día-, “el mercado parece estar ignorándolo”, porque los precios del petróleo continuaron subiendo, subrayó Ellen Wald, que es estadounidense y escribe columnas para la revista Forbes y para Arab News.

Indicó que, por otro lado, “hay indicios bajistas (…) en el lado de la demanda”, pero el mercado también los ignora.

 

Otras Noticias