¿Por qué la Ley de Riego genera tantas resistencias?

 ¿Por qué la Ley de Riego genera tantas resistencias?

Desde organizaciones de la sociedad civil, los sindicatos y la academia, juntan firmas para derogar la normativa que cambia la forma de administrar el agua en la producción agrícola.

El viernes se cierra el plazo para presentar las firmas que permitan llevar a un referéndum a la llamada Ley de Riego. Organizaciones de la sociedad civil, sindicales y académicas, trabajan sin pausa y a contrarreloj para alcanzar las 650 mil rúbricas que permitan la consulta popular. Al día de hoy no hay certezas de que lo logren.

Pero, ¿qué es la Ley de riego y por qué genera tantas resistencias?

La ley número 19.553, promulgada el 27 de octubre de 2017, modifica la ley 16.858 del año 1997, relativa al “riego con destino agrario”, es decir la utilización del agua que requieren distintas actividades de la producción agrícola.

El espíritu de la norma es darle un marco legal al uso del agua, un recurso natural administrado por el Estado, según el Código del agua, un Decreto-ley de 1978. En el artículo 3 de la Ley de Riego, se establece el objetivo de la misma:

“El uso privativo de las aguas de dominio público con destino a riego podrá ser otorgado por el Poder Ejecutivo, mediante concesión o permiso. El Ministerio de Transporte y Obras Públicas podrá autorizar al concesionario o permisario a suministrar a terceros agua con destino a riego agrario”.

Las modificaciones abren la posibilidad a los productores de asociarse, buscar inversiones y tiene como finalidad garantizar el agua, por ejemplo, en tiempos de sequía. Tabaré Aguerre, exministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, fue uno de los impulsores y defensores de la norma.

Con modificaciones, el proyecto de ley se aprobó en la Cámara de Representantes con votos de todos los partidos políticos: 84 en 86 terminó la votación. Carlos Pérez de Unidad Popular y Gastón Cossia del Partido Nacional, fueron los únicos que se opusieron.

Sin embargo, los cuestionamientos más fuertes a la Ley de Riego llegaron por parte de la academia. Científicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, específicamente docentes de limnología y amparados en la Ley orgánica de la Udelar, entendieron que tenían que actuar informando a la sociedad de los impactos medioambientales, sociales y económicos que las modificaciones a la norma podían acarrear.

En Así nos va, hablamos con la Doctora en Ciencias Mariana Meerhoff, profesora agregada del departamento de Ecología y Gestión Ambiental del Centro Universitario Regional Este de la Udelar. Ella está especializada en ecosistemas de agua dulce y efectos de los cambios globales. Además, Gustavo Ricci, presidente de la Federación de Funcionarios de OSE, contó como va el proceso de recolección de firmas.

Escuche la entrevista completa:

Otras Noticias