¿Intensificar? “No siempre”: a veces, ajustar área y manejo mejora el suelo y el bolsillo

 ¿Intensificar? “No siempre”: a veces, ajustar área y manejo mejora el suelo y el bolsillo

Una tendencia del productor es utilizar “siempre” la mayor cantidad de superficie disponible para cultivar, “en sectores de granja, pero especialmente el hortícola”, para “maximizar la producción y aprovechar al máximo la superficie disponible, especialmente para la zafra de primavera-verano”, dijo en Carve el coordinador del Programa de Agroecología del Centro Uruguayo de Tecnologías Apropiadas (Ceuta), Federico Bizzozero.

“Y una eterna discusión que tenemos es que nosotros aconsejamos muchas veces reducir el área y mejorar el manejo”, porque “lo que vemos a la larga es que hay una intención de maximizar la explotación pero siempre termina yéndose de las manos”, agregó.

Bizzozero explicó en El Mercado Agropecuario que muchas veces ocurre que “no hay una buena atención de los cultivos, no podemos llegar a regar toda la superficie o hay plagas que nos afectan que no podemos atender. Y termina habiendo una sobredimensión de lo que podemos atender, por intensificar la producción”, y haberlo hecho “termina siendo perjudicial”.

El coordinador del programa de Agroecología del Ceuta subrayó que “los cálculos están hechos” y demuestran que, ajustando la superficie de siembra y dejando el resto con abonos verdes, “terminamos teniendo beneficios en nuestro suelo y, a su vez, mejorando (…) la ecuación económica”.

“No siempre hay que intensificar. Hay que estudiar hasta dónde hay que intensificar y en qué medida hay que racionalizar, sin intensificar”, indicó Federico Bizzozero.

Otras Noticias