Indicadores para saber -antes- el margen económico de un cultivo y su impacto ambiental

 Indicadores para saber -antes- el margen económico de un cultivo y su impacto ambiental

Un proyecto desarrollado por Fucrea que contó con la participación de la Facultad de Agronomía de la Universidad de la República y la Universidad de Pennsylvania permitió generar una serie de indicadores que hacen posible, a nivel de predios, “estimar las trayectorias de sustentabilidad ambiental”, dijo en Carve el Ing. Agr. Sebastián Mazzilli.

Sobre esa base se desarrollaron dos herramientas: el Decisor Crea, y un simulador de cultivos y margen bruto.

La primera está disponible en la web de la Federación Uruguaya de Grupos Crea. Por ahora, sólo tienen acceso a ella los productores Crea, pero el objetivo es que alcance, en el futuro, a todos los productores. En este caso, se cuenta con la base de información histórica de cada predio Crea, los productores actualizan los datos, y manejan los

resultados “físicos, económicos, ambientales”, explicó Mazzilli en El Mercado Agropecuario.

La otra herramienta -el simulador- sí está disponible para todos los productores interesados, en la misma web de Fucrea (http://fucrea.org/seccion/herramientas-crea/simulador-de-cultivos).

Permite que el productor diga: “Bueno, yo voy a hacer trigo, coloco qué insumos voy a usar, el costo de los mismos, entonces el simulador me permite estimar el margen de un cultivo, o de una secuencia de cultivos (…), y me brinda (…) el margen que voy a obtener de ese cultivo, o sea cuál es el dinero esperado en ese cultivo, en conjunto con todos los indicadores ambientales”, detalló.

Así -antes de llevar a la práctica su plan-, el productor puede observar si el margen será positivo o negativo, “y a su vez cuales son los impactos ambientales de esas secuencias, y compararlas con otras secuencias”, indicó el profesional, que además es Dr. en Ciencias Agropecuarias.

Obviamente, la información para tomar decisiones que aporta el simulador genera la posibilidad de corregir el plan inicial, si es necesario.

En el mismo sentido, también permite detectar “algunas prácticas de manejo que podemos cambiar en el corto plazo para bajar el impacto de los agroquímicos” y saber “cómo eso impacta o no en el costo”, agregó el técnico.

El Ing. Mazzilli dijo que, además, en el trabajo que implicó el proyecto “nunca encontramos relación, ni positiva ni negativa, entre el margen de los cultivos y los costos ambientales. O sea que ser más sustentable, o ser menos sustentable, no tuvo ningún impacto sobre el margen de los cultivos”.

Es decir que este factor “no suma ni resta” y por lo tanto “la excusa” de “no hago las cosas muy bien porque el margen no es bueno” -por lo menos en el período evaluado- parece que “no es tan real. Y lo contrario tampoco”, concluyó.

Consultor privado y docente en la Estación Experimental Dr. Mario A. Cassinoni de la Facultad de Agronomía de la Universidad de la República, Sebastián Mazzilli presentó una ponencia (“Primer paso para diseñar sistemas de agricultura sostenibles: cómo medir la sostenibilidad”) en el Congreso 2018 de CAETS (sigla en inglés del Consejo Internacional de Academias de Ingeniería y Ciencias Tecnológicas) y en esa exposición se basó su diálogo con El Mercado Agropecuario.

El evento se realizó en Montevideo entre el 10 y el 12 de setiembre, y fue organizado por la Academia Nacional de Ingeniería del Uruguay bajo el lema “Ingeniería para un mundo mejor – Desarrollo sostenible de sistemas agrícolas y forestales”.

Participaron profesionales de Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, China, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Holanda, India, Noruega, Reino Unido y Uruguay.

Integran la Academia Nacional de Ingeniería técnicos de todas las ramas de la ingeniería, incluyendo la agronómica.

 

Otras Noticias