Packaging: ¿Qué impacto tienen los envases de cannabis y cigarrillos sobre el consumo?

 Packaging: ¿Qué impacto tienen los envases de cannabis y cigarrillos sobre el consumo?


El mes pasado el presidente Tabaré Vázquez firmó un decreto mediante el cual estableció el etiquetado genérico de las cajas de cigarrillos a fin de eliminar cualquier elemento distintivo de las marcas, distinto ha sido el proceso de creación de los sobres en los que se vende el cannabis en las farmacias.

¿Cómo se realiza el packaging de un producto? ¿Qué factores se tienen en cuenta a la hora de su elaboración? ¿Los etiquetados genéricos sirvan para aumentar la percepción de riesgo? Federico Butler, socio, director de arte y creativo de Kábala; y Gustavo Laurenzano, director en Cruce Design Group, intercambiaron miradas al respecto en Así nos va.

“El packaging tiene tres funciones fundamentales que son: contener el producto, informar qué es lo que hay adentro y venderlo”, explicó Butler y señaló que hay otros factores que inciden sobre el consumidor en el momento de realizar una compra, como el punto de venta: “No incide de la misma manera un producto exhibido en una góndola que un producto que esta en el cajón de una farmacia”.

“El que tenga que diseñar una caja de cigarrillos a partir de este empaquetado genérico básicamente lo que va a tener que hacer es cumplir con las reglas, no tiene ningún tipo de cintura. No tiene cancha de color, ni de tipografía, ni nada. La posibilidad de vender el producto es cero”, dijo el creativo y agregó: “El que vaya a comprar tabaco es porque lo decidió”.

En tanto, Laurenzano señaló que el etiquetado plano tiene un mayor impacto en el nombre de la marca a largo plazo. “No es que a partir del empaquetado genérico se desmorona la imagen de una marca”, dijo el experto e indicó: “Una marca tiene dos aspectos: la reputación y la identidad. La marca sigue teniendo intrínsecas una cantidad de aspectos que yo voy a reconocer, pierde la identidad gráfica pero la identidad verbal, el nombre, de la marca sigue existiendo”.

Los expertos acordaron en que el envase que contiene la marihuana que se comercializa en las farmacias es “totalmente genérico”. “No tiene marca, casi el 80% es informativo sobre un color neutro, con una tipografía única y no tiene ningún logo”, dijo Butler mientras que Laurenzano agregó: “Lo veo “medicamentoso”. A diferencia del cigarrillo no tiene marca y no tiene competencia. Quien va a consumir cannabis no lo hace de forma impulsiva, tiene que registrarse, no tiene la función de venderse, es meramente informativo y contenedor del producto”.

“La gran diferencia con el cigarrillo es el origen. Antes era todo marcas, tenían exhibición, competían entre las marcas y se vendían en todos lados. Ese envase [de cigarrillos] fue mutando a esto que vamos a llegar. Pero en cuento al envase de cannabis el punto de venta es la farmacia, no tiene competencia y arrancó en base a una política puntual de venta y distribución”, sostuvo Butler y acotó: “El packaging se adapta al objetivo”

Escuche la entrevista completa:

Otras Noticias