Todos los sectores, “en mayor o menor medida”, aplican el concepto de bienestar animal

 Todos los sectores, “en mayor o menor medida”, aplican el concepto de bienestar animal

“A esta altura es una ciencia” y tiene una base que es “filosófica” y “ética”, afirmó en Carve la Dra. Stella Maris Huertas respecto del concepto de bienestar animal.

Agregó que la definición de base -conocida como “las cinco libertades”- consiste en que “no debemos permitir que los animales estén pasando hambre excesivo o sed excesiva, que tengan dolor, enfermedades, que tengan miedos, angustias, que no puedan expresar su comportamiento normal, comportamiento acorde a su especie”.

Médica veterinaria y responsable desde 2006 de los cursos de bienestar animal que se imparten en la Universidad de la República, Huertas dijo que en nuestro país “todos los sectores han tomado este concepto y, en mayor o menor medida, lo vienen aplicando”.

Explicó en El Mercado Agropecuario que “en el caso de la producción de carne -generalmente extensiva, a cielo abierto- es (…) bastante fácil cumplir” con algunas de las libertades, “por ejemplo que los animales puedan expresar su comportamiento normal, típico de la especie de rumiantes, que es caminar, comer, pastar, rumiar, estar echado debajo de un árbol”.

Esto no ocurre en el caso de otras especies “como las aves, los cerdos, o animales que están confinados y que a veces tienen muy poco espacio para poder expresar su comportamiento”, advirtió.

Respecto a la industria cárnica, manifestó que este eslabón de la cadena “captó tal vez más fácil, o más rápidamente, este concepto, porque la industria tiene el termómetro del resto del mundo, de los clientes que compran nuestra materia prima, que es la carne”.

La Dra. Huertas indicó que “ellos van en muchos casos más avanzados” cuando “exigen determinadas pautas de bienestar animal, exigen que los animales no tengan machucones, que la carne tenga un pH adecuado, que no haya cortes oscuros”.

“La industria captó que los machucones constituyen una pérdida económica enorme, por la cantidad de carne que hay que sacar y tirar, y casi todos los frigoríficos hoy tienen sus instalaciones curvas, (…) los corrales de espera en forma de espina de pescado, con agua limpia y fresca en forma permanente”, entre otros aspectos, señaló.

Otras Noticias