Trabajadores de la industria láctea: “No hemos sido intransigentes en ningún momento”

 Trabajadores de la industria láctea: “No hemos sido intransigentes en ningún momento”

Enrique Méndez, directivo de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) dijo a Así nos va que parte de los productores decidieron dejar de remitir a la empresa Pili en los próximos días, debido a la falta de pagos, y que esa resolución pone en riesgo los puestos de trabajo.


“En el equipo interministerial que estaba trabajando en torno a la situación de Pili se había hecho el planteo de que los trabajadores no tomaran medidas, que la empresa siguiera trabajando de forma normal y que los productores siguieran remitiendo para poder llegar a la solución económica”, dijo Méndez y advirtió: “Si esta decisión se lleva adelante no cabe dudas que es una situación muy compleja, y es casi inminente el riesgo de las fuentes de trabajo”.

“El empresario tendrá su realidad, los productores se estarían reubicando y nuevamente si esto se diera los trabajadores quedarían en la calle sin ningún tipo de respuestas. Entonces, nuestra federación pidió en el día de ayer de carácter urgente una reunión tanto con el ministro como con el director de trabajo”, dijo Méndez y señaló que en el encuentro esperan plantear sus preocupaciones y “escuchar al Poder Ejecutivo para ver si en virtud de los planteos de los productores tienen alguna respuesta que no conozcamos hasta el momento”.

La federación además resolvió que de concretarse la retirada de los productores, que llevaría al cierre de la empresa, se activará automáticamente un paro de 24 horas y con movilización hacia la empresa de Pili en la ciudad de Cerrillos, Canelones.

En torno al abastecimiento Méndez señaló que se mantienen las guardias gremiales para que se pueda recoger la leche en los tambos, se ingrese a las plantas y se produzca, así como para la entrega del producto a la población. Pero según indicó el dirigente, “los productos que no son de primera necesidad formarán parte del impacto que tengan las empresas en caso de no llegar a acuerdos”.

En cuanto al Consejo de Salarios, Méndez aseguró que se encuentran “a un abismo del planteo inicial de la federación” y que no han sido “intransigentes en ningún momento”. “Estamos negociando el mantenimiento del salario real y sosteniendo hasta el día de hoy la perdida salarial debido a la inflación desde enero de 2018”, sostuvo el dirigente y agregó: “No tenemos ningún problema de firmar una clausula de paz por los acuerdos que tenemos, incluso estuvimos dispuestos a aceptar la última propuesta que va mas allá de lo acordado pero se nos vuelve a decir que no. La Cámara de la Industria Láctea la rechazó”.

Escuche la entrevista copleta:

Otras Noticias