Historia Clínica Electrónica: “Se requiere un consentimiento expreso” para hacer uso de datos médicos de los usuarios, según especialista

 Historia Clínica Electrónica: “Se requiere un consentimiento expreso” para hacer uso de datos médicos de los usuarios, según especialista


Adrián Gutiérrez, abogado especializado en acceso a la información y datos personales, dijo a Así nos va que la información de la salud de cada ciudadano es un dato sensible y por lo tanto está especialmente protegida como dato personal.

El abogado señaló que el decreto por el que se establece la creación de la Historia Clínica Electrónica Nacional está enmarcado dentro de lo que es la protección de los datos personales. “En la medida de que este es un derecho humano fundamental no puede ser limitado por un decreto”, dijo Gutiérrez y agregó: “Evidentemente se requiere un consentimiento expreso para poder hacer uso de esos datos o transferirlos, más con la delicadeza que presenta”.

Gutiérrez sostuvo que esa interpretación “parecería desvirtuarse” con la del artículo 192 del proyecto de Rendición de Cuentas, que se establece: ‘Los usuarios del sistema de salud podrán optar por no autorizar el acceso por prestadores de salud públicos o privados a su información clínica a través de la plataforma de Historia Clínica Electrónica Nacional’. “Esto es lo que más nos preocupa”, dijo el abogado. “Parecería que efectivamente lo que se pretendía hacer era un uso de esos datos sin el pedido de consentimiento”, indicó Gutiérrez y advirtió que se invierte el principio de previo consentimiento informado.

“La limitación de un derecho fundamental debería hacerse por una ley dictada por interés general, y en principio no se observan esas razones de interés general en estas normas, por lo tanto habrá que analizar más en profundidad la constitucionalidad o no de ese artículo 192 del proyecto de ley de Rendición de Cuentas que se pretende aprobar”, sostuvo el especialista.

De acuerdo con esta interpretación del artículo incluido en la Rendición de Cuentas el usuario debería presentarse ante al institución médica a la que está afiliado y aclarar la situación en cuanto al uso de sus datos. “Parecería que aquellos que no quieran que se utilicen sus datos están obligados a comunicarlo a la institución medica, lo que no sólo no es ajustado a la normativa vigente sino que impone una obligación que no parece ser de cargo del titular del dato sino que en todo caso debería requerirse siempre el previo consentimiento informado”, dijo Gutiérrez.

“Hay que ser especialmente cuidadosos con esta situación porque hay derechos esenciales en juego que tenemos que cuidar”, concluyó.

Otras Noticias