Evitar que cada verano “sigamos mirando para arriba a ver cuándo llueve”

 Evitar que cada verano “sigamos mirando para arriba a ver cuándo llueve”

Uruguay es “un país que culturalmente no hace uso del riego” y esa cultura “es una de las falencias”, reflexionó en El Mercado Agropecuario el director de la consultora PlusAgro y cofundador del proyecto Agua Vida, Ing. Agr. Alejandro Echeverría.

Tabaré Alonso, un productor familiar de Soriano, expresó que en Uruguay “regamos cuando ya estamos desesperados”, porque falta “cultura” de riego y es un tema que no se va a resolver “de un día pa’l otro”, entrevistado en el canal YouTube del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) al finalizar un curso sobre riego organizado por esta cartera en diciembre de 2014.

El Ing. Echeverría señaló que “tenemos que formar recursos humanos, que capacitar a los jóvenes” porque, “así como se ha incursionado en otras tecnologías, que inicialmente eran desconocidas, con capacitación, con educación y con políticas públicas que han apoyado la incorporación de esas tecnologías”, en riego se puede lograr lo mismo.

El director de PlusAgro, que tiene su sede en la ciudad de Florida, recordó en Carve que, cuando comenzó a trabajar en lechería, “había que andar explicando lo que era un trébol blanco, un lotus y un trébol rojo. Y hoy ningún ingeniero agrónomo necesita explicar eso”.

Y resaltó que “estamos trabajando con un nivel de tecnología” que “es envidiado por muchos países del mundo, porque el Uruguay ha desarrollado una tecnología realmente muy eficiente en la producción de leche. Y lo mismo digo en la producción agrícola y lo mismo digo en la producción de carne”.

Agregó que, en el caso de la carne, la producción actual “no tiene absolutamente nada que ver” con la de hace 25-30 años y “sin embargo no existía una cultura capaz de aplicar esa tecnología, que en el Uruguay no estaba. Con capacitación, con políticas públicas, con agroindustrias que promovieron las nuevas tecnologías, el Uruguay hizo una revolución agropecuaria muy importante, aunque haya pasado desapercibida”.

Alejandro Echeverría vaticinó que “con el riego va a pasar exactamente lo mismo” y destacó que “tenemos ejemplos de pequeñísimos productores que han tenido la posibilidad de hacer uso de la tecnología del riego y hoy sacan once, doce, trece mil litros de leche por hectárea”, cuando cinco o seis años atrás “no llegaban a producir dos mil” y era gente que no conocía la tecnología.

“Yo creo que los institutos de investigación, la academia, las organizaciones de productores y el Estado tienen que trabajar firmemente en evitar que sistemáticamente, cada verano, volvamos a hablar de lo mismo y sigamos mirando para arriba a ver cuándo llueve”, subrayó.

El director de PlusAgro opinó que “siempre hay que plantearse estos desafíos cuando estamos en baja y no cuando estamos en alta”, refiriéndose a la situación general del sector.

Agregó que “todos los actores, productores, organizaciones de productores y el Estado, más allá de preocuparse de si el dólar sube o baja y si el costo del gasoil es tal o cual -que todo eso es muy importante-, deberían de tomar como objetivo ir resolviendo problemas tecnológicos, que no sólo son del riego y que están planteados en todos los rubros”.

“La competitividad del sector no solo pasa por buenos precios y por alta cotización del dólar, sino que básicamente pasa por una mejora de la eficiencia productiva. Y eso es básicamente educación, aplicación de tecnología y consistencia en las políticas públicas que acompañen ese desarrollo”, resumió.

Otras Noticias