Con una nueva planta de UPM, el sector forestal ocuparía el “primer lugar” en la economía

 Con una nueva planta de UPM, el sector forestal ocuparía el “primer lugar” en la economía

El complejo foresto-industrial se posiciona hoy en el segundo lugar del ranking exportador agropecuario -con US$ 1.600 millones en 2017-, genera 25.000 empleos y aporta por pago de impuestos unos US$ 280 millones al año, subrayó en Carve el Ing. Agr. Atilio Ligrone, gerente general de la Sociedad de Productores Forestales (SPF).

Recordó que la Ley Forestal que permitió el desarrollo del rubro fue aprobada (28 de diciembre de 1987) por todos los partidos políticos con representación parlamentaria en esa época y que los sucesivos gobiernos “le fueron dando continuidad”.

Los beneficios y subsidios temporales que la Ley le otorgó al sector fueron luego rescatados “con creces” por el Estado, manifestó Ligrone, que entre 1987 y 2005 se desempeñó como director de la Dirección General Forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Además de calificarlo como “una verdadera política de Estado”, opinó en El Mercado Agropecuario que se trata de “un modelo de apoyo a una actividad, no para consolidarla” por “la vía del apoyo, sino para ponerla en marcha, y que después la actividad sola siguiera transitando y pagando todo el aporte que se le hizo durante años, para que llegara a la situación en la que está”.

El gerente general de la SPF afirmó que, si se concreta la segunda planta de UPM, el sector forestal “se posicionaría en primer lugar dentro de la economía del país” y todos sus aportes -impositivos, creación de empleo, exportaciones, entre otros- crecerán “de una manera muy importante”.

El Ing. Ligrone expresó su expectativa de que el subsector formado por las industrias forestales de “transformación mecánica del eucalipto” también pueda beneficiarse de la proyectada planta, debido a su anunciada “ubicación” en el Centro del país.

“Podría constituir un aporte muy importante, porque, si yo quiero producir madera para aserrío o tableros de madera, yo tengo que producir madera a plazos más largos, y tengo que ir entresacando madera para dejar crecer, para hacer un menor número de arboles”, sostuvo.

Agregó que, “en la medida que yo tenga una planta de celulosa a la cual le pueda vender esa madera que voy sacando y que normalmente es fina, eso va a ayudar también a la industria de la transformación mecánica, por lo menos en el eucalipto, que es la madera que consumiría esta planta de celulosa”.

Ligrone ocupa su actual cargo en la SPF -una asociación civil que reúne y representa a los distintos actores del sector forestal en nuestro país- desde diciembre de 2012.

Otras Noticias