La siembra directa permite “reducir drásticamente” la erosión

 La siembra directa permite “reducir drásticamente” la erosión

El Ing. Agr. Andrés Quincke, investigador adjunto de INIA La Estanzuela, dijo en El Mercado Agropecuario que “hablar de una reducción del 60%, 80%” en la erosión al aplicar la citada técnica de cultivo le parece “bien razonable”, aunque admitió que no tenía totalmente presentes las cifras actualizadas.

La siembra directa es “un sistema de producción y conservación basado fundamentalmente en prescindir del laboreo y dejar residuos de cosecha en cobertura, o tener cultivos o pasturas creciendo en forma la mayor parte del tiempo”, explicó el técnico del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria.

También implica “pensar qué partes del campo tienen que ser destinadas al drenaje natural del agua de lluvia”, “en qué zonas se va a transitar con las máquinas pesadas, o camiones, o las tolvas de la cosecha”, “de qué manera se va a planificar la caminería interna de un establecimiento” y “tener una visión de control integrado de plagas, enfermedades y malezas”, detalló Quincke, que está especializado en manejo y fertilidad de suelos.

Respecto a la extensión actual de la técnica, manifestó en Carve que se acepta que “se adoptó completamente” y que en el país “se está, esencialmente, en un esquema de siembra directa”.

No obstante, señaló que existen “algunas excepciones” o “algunas situaciones que (…) nos preocupan desde la investigación e incluso desde la producción misma, porque a veces el sistema de siembra directa sufre alguna interrupción ocasional con eventos de laboreo”.

Otras Noticias